Mundo

Exministro francés negociará salida de Reino Unido de la UE

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, seleccionó a Michel Barnier para negociar la salida de Reino Unido. La designación generó una serie de críticas en medios de comunicación británicos. 
Reuters
27 julio 2016 11:54 Última actualización 27 julio 2016 11:55
Michel Barnier

Michel Barnier negociará, por parte de la UE, la salida de Reino Unido. (Reuters)

BRUSELAS.- Un político francés que introdujo una serie de regulaciones en Europa después de la crisis financiera fue elegido para representar a Bruselas en las negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea, lo que generó una fría reacción en Londres.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, seleccionó a Michel Barnier, excomisario de la UE y exministro de Relaciones Exteriores y de Agricultura de Francia, en una elección que podría generar antagonismo entre los conservadores euroescépticos que gobiernan Reino Unido.

En Londres, una portavoz de la primera ministra Theresa May dijo que Reino Unido espera trabajar "con representantes de los estados miembros, el Consejo y la Comisión para garantizar una salida ordenada de Reino Unido de la UE".

La portavoz no mencionó a Barnier por su nombre y la reacción inmediata en los medios británicos fue hostil.

"Es difícil pensar en una figura más anti-británica. Declaración de guerra", escribió en Twitter Tom Newton Dunn, editor político del diario Sun, que está a favor del "Brexit".

En tanto, el periódico londinense Evening Standard calificó a Barnier como el "flagelo de la City", el distrito financiero de la capital británica.

Sin embargo, Denis MacShane, un exministro británico de Estado para Europa, dijo que Barnier era "pro-británico pero también pro-UE" y que tenía experiencia para entender que las decisiones clave sobre los vínculos futuros serán tomadas en Berlín, París y otras capitales, y no en Bruselas.

Barnier, de 65 años, asumirá el puesto el 1 de octubre, dijo el Ejecutivo de la UE en un comunicado. Reportará directamente a Juncker y tendrá nivel de director general de un departamento de la Comisión, con todos los recursos necesarios a su disposición.