Éxito de Inglaterra en Copa del Mundo incomoda a Theresa May
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Éxito de Inglaterra en Copa del Mundo incomoda a Theresa May

COMPARTIR

···

Éxito de Inglaterra en Copa del Mundo incomoda a Theresa May

La crisis diplomática que hay entre Rusia y Reino Unido por el envenenamiento de un espía ruso en Salisbury, aumenta presión en la primera ministra británica.

El equipo inglés avanzó a los cuartos de final del Mundial de Futbol y podría incluso cruzar caminos con Rusia el 11 de julio en las semifinales.

Bloomberg | Thomas Penny
04/07/2018
Rusia ha renovado su invitación a Theresa May para que asista al evento deportivo.

Para la primera ministra Theresa May el inesperado progreso de Inglaterra en el Mundial de futbol de Rusia 2018 se ha convertido en un problema. En circunstancias normales, un líder británico habría aprovechado la oportunidad de disfrutar de la gloria de un éxito deportivo demasiado infrecuente.

Sin embargo en el caso de May, no sólo es un problema su falta de interés en el futbol, ​​sino que también se ha atado de manos con la decisión de boicotear el evento por el envenenamiento de un espía ruso en Salisbury.

"No habrá asistencia de ministros, o incluso de miembros de la familia real, en la Copa Mundial de este verano en Rusia", dijo May a los legisladores el 14 de marzo mientras describía una serie de medidas de represalia luego de que el exespía Sergei Skripal y su hija fueran envenenados en el oeste de Inglaterra. Su oficina informó el miércoles que se mantendrán en esa línea.

La presión sobre ella aumenta a medida que el equipo llega a los cuartos de final. En lo que sería un giro del destino particularmente cruel, Inglaterra podría incluso cruzar caminos con Rusia el 11 de julio en las semifinales. No es que May no tenga suficiente de qué preocuparse la próxima semana: una tensa cumbre de la OTAN con Donald Trump y el perenne dolor de cabeza que es el brexit.

Imagine el golpe de Putin al tener que felicitar públicamente si el juego se materializara e Inglaterra ganara. Como si quisiera refregarlo, The Guardian informó que Rusia ha renovado su invitación a May. Los ministros argumentan que asistir legitimaría a Vladimir Putin, quien según Gran Bretaña estuvo detrás de la orden de asesinar a Skripal con un agente nervioso.

La ambivalencia del Reino Unido sobre el torneo también se extendió a los fanáticos a quienes desalentó de viajar a Rusia, lo que significa que en el juego del martes contra Colombia, que terminó con la primera victoria de Inglaterra en una tanda de penaltis, fueron superados en número por sus oponentes. La imagen era de Inglaterra como un actor menor, no la mayor potencia global que le gustaría ser.

La mayoría de los fanáticos se han quedado en casa escuchando a los expertos de la radio BBC ensalzando las delicias de la hospitalidad rusa y la atmósfera de carnaval en las ciudades anfitrionas. No concuerda con las advertencias sobre vandalismo y el "sentimiento o acoso antibritánicos" emitidos antes del torneo.

Para aumentar la incomodidad de May, el portavoz del líder de la oposición Jeremy Corbyn informó este miércoles que no hay prohibición para que su equipo sénior viaje a Rusia para ver a Inglaterra.

El portavoz de la primera ministra dijo después de la conclusión del miércoles que "le es difícil ver los penales". Podría tener más dificultades al ver a su rival ganar puntos a costa suya.