Evidencia sugiere que no se emplearon armas químicas en Siria
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Evidencia sugiere que no se emplearon armas químicas en Siria

COMPARTIR

···
Mundo

Evidencia sugiere que no se emplearon armas químicas en Siria

21/03/2013


Reuters

Existen cada vez más indicios de que no se emplearon armas químicas en Siria durante esta semana, dijo el jueves un funcionario estadounidense, aunque autoridades han advertido que las agencias de inteligencia de Estados Unidos todavía no han llegado a una conclusión sobre el asunto.

"Nuestra creciente percepción es que no se utilizaron armas con toxinas químicas", dijo el funcionario, que hizo declaraciones bajo condición de anonimato, aunque dejó abierta la posibilidad de que la información que está siendo analizada arroje otro enfoque.

El Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Assad, y los rebeldes que luchan por derrocarlo se acusaron mutuamente de emplear armas químicas en un ataque con proyectiles en Aleppo el martes que dejó 26 muertos.

Un funcionario de seguridad europeo dijo que si armas químicas u "otro tipo de arsenal de destrucción masiva" hubieran sido disparados, la cifra de muertos sería mucho mayor que 26.

Agregó que no creía que la evidencia apuntara al uso de armas químicas.

Tras el ataque del martes, algunas de las personas hospitalizadas dijeron a un fotógrafo de Reuters que detectaron un fuerte olor a cloro en el aire y que muchas víctimas se habían precipitado muertas al suelo tras el ataque.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo el miércoles durante una visita a Israel que Assad sería responsabilizado si se determina que se utilizaron armas químicas en Siria.

El jueves, un funcionario de inteligencia de Estados Unidos sostuvo que las agencias de espionaje no habían determinado "si se emplearon o no armas químicas" en el conflicto del país.

Naciones Unidas anunció el jueves que realizará una investigación solicitada por el Gobierno sirio ante las acusaciones de que las fuerzas rebeldes usaron armas químicas en Aleppo.

Estados Unidos acogió la decisión de la ONU.