Falla de seguridad provoca evacuación en aeropuerto de Fráncfort
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Falla de seguridad provoca evacuación en aeropuerto de Fráncfort

COMPARTIR

···

Falla de seguridad provoca evacuación en aeropuerto de Fráncfort

Pese a una prueba positiva por explosivos, una familia tuvo permiso para salir de la zona de seguridad. Luego fueron buscados para pasar de nuevo por los controles de seguridad.

07/08/2018
Actualización 07/08/2018 - 9:37

FRÁNCFORT.- Una falla de seguridad provocó la evacuación de varias partes del aeropuerto de Fráncfort durante algunas horas este martes, dijo la policía federal, afectando a cientos de viajes en la concurrida temporada del verano europeo.

"La causa de la evacuación de la terminal fue un error de un agente de seguridad. Pese a una prueba positiva por explosivos, una familia de cuatro franceses tuvo permiso para salir de la zona de seguridad", informó la policía a través de Twitter.

La familia fue localizada más tarde en la terminal, volvió a pasar los controles de seguridad y pudo continuar con su viaje. La policía no ofreció detalles sobre qué hizo que la prueba de explosivos diera positivo.

La alarma provocó la evacuación de los niveles A y Z de la Terminal 1 del aeropuerto de Fráncfort, un importante centro de viajes internacionales y sede de la aerolínea alemana Lufthansa .

A las 12:30 horas locales (7:30 en México), la policía dijo en Twitter que las zonas afectadas habían sido reabiertas, permitiendo el regreso tanto de los pasajeros como de los empleados del aeropuerto y las aerolíneas.

Para este martes estaba previsto el despegue y aterrizaje de unos mil 500 vuelos, según el operador del complejo, Fraport .

No quedó claro de inmediato cuántos vuelos fueron cancelados o retrasados como consecuencia del incidente. Lufthansa afirmó que está trabajando en un nuevo plan de vuelo y aportará más información a lo largo del día.

El incidente se produjo una semana y media después de una alerta de seguridad activada por una persona que atravesó un control en el aeropuerto de Múnich, el segundo mayor aeropuerto germano tras Fráncfort. Esto disparó una alarma que provocó la cancelación de 300 vuelos y afectó a más de 30 mil pasajeros.