Mundo

EU y Corea del Sur inician ejercicios militares conjuntos

Cerca de 25 mil soldados estadounidenses participarán en el ejercicio "Guardián de la Libertad Ulchi". La Comisión del Armisticio Militar del Comando Militar de la ONU notificó a Corea del Norte que los ejercicios no tenían una naturaleza provocativa.
Reuters
22 agosto 2016 6:24 Última actualización 22 agosto 2016 6:24
Corea del Sur

Los ejercicios militares se realizarán hasta el 2 de septiembre. (Reuters)

SEÚL.- Estados Unidos y Corea del Sur iniciaron unos ejercicios militares anuales, lo que provocó amenazas de represalias por parte de Corea del Norte, en medio de una tensión ya reforzada en la península por la deserción de un diplomático norcoreano.

El aislamiento de Corea del Norte se incrementó después de que Pyongyang llevó a cabo su cuarta prueba nuclear en enero y lanzó un cohete de largo alcance en febrero, lo que llevó a que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas reforzara las sanciones en su contra.

Cerca de 25 mil soldados estadounidenses participarán en el ejercicio "Guardián de la Libertad Ulchi", que durará hasta el 2 de septiembre. La Comisión del Armisticio Militar del Comando Militar de la ONU, encabezada por Estados Unidos, dijo que notificó al Ejército de Corea del Norte que los ejercicios no tenían una naturaleza provocativa.

Corea del Norte describe los ejercicios como preparativos para una invasión, y el lunes en la mañana amenazó con un ataque nuclear preventivo, un tipo de advertencia que Pyongyang realiza con frecuencia.

"Los belicistas nucleares deben tener en cuenta que si muestran la más mínima señal de agresión, esto llevará a que el baluarte de la provocación se convierta en un montón de cenizas a través de un ataque nuclear preventivo", dijo un portavoz del Ejército Popular de Corea del Norte en un comunicado difundido por la agencia de noticias estatal KCNA.

La semana pasada, Corea del Sur anunció que Thae Yong Ho, vice embajador de Corea del Norte en Londres, desertó y viajó a Seúl junto a su familia, en un golpe embarazoso para el régimen del líder norcoreano, Kim Jong Un.

Las deserciones de alto nivel sugieren grietas en el régimen de Kim, dijo la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye.

>