Mundo

EU tendría cobertura del 100% de la red móvil de México para infiltrarla

Un nuevo documento filtrado por Edward Snowden revela una operación para espiar a operadores de telefonía móvil con el objetivo de intervenir las llamadas telefónicas; según la información, EU tendría acceso al 70% de las redes de telefonía móvil en todo el mundo
Redacción
04 diciembre 2014 18:3 Última actualización 04 diciembre 2014 18:20
Etiquetas
Celular

(Bloomberg)

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos tendría cubierta la red de telefonía móvil en México en un 100 por ciento, según un nuevo documento sustraído por Edward Snowden y que fue entregado a The Intercept, la plataforma que filtra las operaciones de la corporación de espionaje.

De acuerdo con la nueva información, esto sería parte de una operación llamada AURORAGOLD, que comenzó a funcionar en 2010 con el objetivo de infiltrarse en las redes de telefonía móvil en todo el mundo "para encontrar vulnerabilidades que pueden ser explotadas por la NSA para introducirse en las redes celulares”.

La información precisa que en mayo de 2012 la agencia había recogido datos técnicos del 70 por ciento de las redes de telefonía móvil en todo el mundo. Esto a través del espionaje e información interceptada entre los empleados de los operadores de telefonía.

“La información obtenida de las empresas se pasa a los equipos de ‘señales’ de la NSA, la cual se centra en la infiltración de las redes de comunicación”, señaló el medio.

Pese a que no se dan a conocer las empresas que han sido intervenidas, un mapa revela algunos de los países y el porcentaje de la ‘cobertura de red’. En el caso de México señala un 100 por ciento.

Los documentos revelan también la intención de la NSA de introducirse en las redes telefónicas para implantar nuevas fallas en los sistemas de comunicación y aprovecharlas.

La operación AURORAGOLD habría supervisado el contenido enviado y recibido de más de mil 200 cuentas de correo electrónico de los principales operadores de red móvil, interceptando los planes confidenciales de las compañías que ayudan a la NSA a hackear las redes telefónicas, señala la publicación.

De acuerdo con un experto consultado por The Intercept, “un inventario así permite a la NSA rastrear y eludir las mejoras en la tecnología de cifrado que utilizan las empresas de telefonía”.