Mundo

EU, Rusia y otros países evalúan plan para aplicar tregua en Siria

Durante la tregua que iría de 4 a 6 meses, se contempla un gobierno de transición en el que estaría incluido Bashar al-Assad, además de la oposición siria; las negociaciones se están llevando a cabo en Viena y participa John Kerry.
AP
30 octubre 2015 9:6 Última actualización 30 octubre 2015 9:6
John Kerry y Sergey Lavrov

El secretario de Estado de la Unión Americana y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia. (Reuters)

VIENA.  Estados Unidos, Rusia y otros países están considerando un plan para aplicar una tregua en Siria en los próximos cuatro a seis meses.

Tras ello, se instalaría un gobierno de transición en que estarían incluidos tanto el presidente Bashar al-Assad como miembros de la oposición.

No queda claro cuánto tiempo Assad permanecería en el poder bajo ese estado transitorio.

Diplomáticos occidentales dijeron que el grupo de países apoyan ese proceso como una fase inicial para poner fin a la guerra civil, que lleva cuatro años y medio, ha matado a más de 250 mil personas y ha dejado sin hogar a más de 11 millones.

Las fuentes, que hablaron a condición de anonimato, dijeron que el acuerdo no se ha concretado, pero que las 19 naciones que dialogan en Viena lo están considerando.

Horas antes el secretario de Estado John Kerry comentó que tenía la esperanza de encontrar un acuerdo.

En la capital austriaca, Kerry negociaba con los ministros de exteriores y altos diplomáticos de otros 18 países. Entre ellos se incluía por primera vez Irán, convirtiéndose en la reunión con más países hasta ahora en discutir el futuro de Siria. Otro partidario clave de Assad, Rusia, estuvo presente junto con muchos de los más influyentes aliados árabes y europeos de Estados Unidos.

Varios participantes comentaron que las conversaciones mismas eran una señal de avance. Pero sin el fin de la guerra a la vista, había presión en todos los frentes para comenzar a trazar un plan de "transición política" que pudiera convencer al gobierno de Assad y a una gran variedad de grupos rebeldes armados de detener la lucha y permitir que potencias mundiales se enfoquen en el compromiso compartido de derrocar al grupo Estado Islámico.

"Tengo la esperanza de que podamos encontrar un camino hacia adelante", Kerry le dijo a la prensa antes de agregar: "Es muy complicado".

El destino de Assad estaba al centro de las negociaciones. Estados Unidos, Arabia Saudí y otros han controlado sus previos llamados a derrocar de inmediato a Assad y ahora dicen que puede permanecer en el poder durante meses como parte de una transición si acepta renunciar al finalizar el proceso.

Rusia e Irán ofrecen apoyo militar a Assad y dicen que el liderazgo de Siria no debería dictarse por fuerzas extranjeras. Sin embargo, como señal de esperanza ambos países han mostrado más flexibilidad en semanas recientes.