Mundo

EU protege acceso a datos en cables de fibra óptica

10 febrero 2014 5:23 Última actualización 07 julio 2013 18:56

 [Blooomberg] 


 
Notimex
 
Washington.- El gobierno de Estados Unidos protege el acceso a datos en cables de fibra óptica mediante acuerdos con firmas privadas a fin de realizar labores de vigilancia, informó hoy el diario The Washington Post.

Indicó que el espionaje en la era digital requiere acceso a los cables de fibra óptica para llevar "torrentes de datos a la velocidad de la luz".

El gobierno federal ha usado como modelo un acuerdo de seguridad suscrito en 2003 con la firma Global Crossing que protege su capacidad de realizar vigilancia en redes de fibra óptica que transmiten la mayoría del tráfico mundial por Internet y de voz por la telefonía celular, indicó.

El acuerdo lo logró un equipo del gobierno federal meses previos a la venta de la firma Global Crossing a una empresa asiática, para facilitar que un grupo interno de estadunidenses autorizados faciliten las peticiones de vigilancia se hagan de una manera rápida y confidencial.

Ese acuerdo, que está disponible al público, se ha hecho necesario a medida que inversionistas extranjeros adquieren partes de la infraestructura mundial de telecomunicaciones, explicó el diario.

Las autoridades federales buscan mediante esos acuerdos proteger a las redes estadunidenses de telecomunicaciones ante el espionaje extranjero y otras acciones que pueden perjudicar la seguridad nacional.

Los acuerdos no autorizan la vigilancia pero aseguran que cuando entidades federales estadunidenses busquen acceso a información masiva en esas redes, las firmas tengan los sistemas para proporcionarla de manera segura, puntualizó.

Señaló que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), encargada de aprobar las licencias de cables, cuenta con un llamado "Team Telecom" de abogados para elaborar acuerdos de seguridad que van más allá de lo requerido por las leyes sobre vigilancia electrónica.

El acuerdo de seguridad con Global Crossing, cuyas redes de seguridad conectan 27 países y cuatro continentes, requerían que la firma tenga un "Centro de Operaciones de Red" en territorio estadunidense que podrían visitar funcionarios del gobierno en 30 minutos de aviso, detalló el diario.

Las peticiones de vigilancia las debían realizar ciudadanos estadunidenses autorizados por el gobierno y que hayan jurado mantener el secreto, en muchos casos con la prohibición de compartir la información con ejecutivos y directores de la firma, indicó.

Señaló que se mantiene clasificada la magnitud del acceso de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a cables de fibra óptica para la recolección de información de inteligencia.

Indicó que la Oficina del Director de Inteligencia Nacional sostuvo en un comunicado que la recolección de datos legalmente autorizada es una de las herramientas "más importantes" para la protección de Estados Unidos y la seguridad de países aliados ante amenazas terroristas.

Agregó que "como siempre, las comunidades de inteligencia y aplicación de la ley continuarán trabajando con todos los miembros del Congreso para asegurar un balance apropiado de privacidad y protección de los ciudadanos estadunidenses".