Mundo

EU niega presunto uso de armas químicas en Siria

12 febrero 2014 5:24 Última actualización 19 marzo 2013 11:49

 [Reuters] El vocero presidencial dijo que están evaluando las acusaciones y consultando con la comunidad internacional para aclarar el asunto. 


 
Notimex
 
 
Washington.- La administración del presidente estadunidense Barack Obama dijo no tener evidencia de que fuerzas rebeldes en Siria hayan usado armas químicas durante un ataque que dejó decenas de civiles muertos, como aseguró el gobierno de ese país.
 
 
El vocero presidencial Jay Carney dijo que su gobierno estaba siguiendo de cerca ese incidente a fin de tener información más clara, aunque reconoció que el tema de las armas químicas es motivo de preocupación para Obama.
 
 
"Estamos viendo con cuidado el alegato sobre el uso de armas químicas. Las estamos evaluando, pero no tenemos evidencia" para comprobar las denuncias, indicó el vocero cuestionado al respecto en su habitual conferencia de prensa.
 
 
Empero Carney pareció desestimar los alegatos al indicar: "Somos profundamente escépticos de un régimen que ha perdido toda credibilidad".
 
 
"Estamos valorando las acusaciones, consultando de cerca con nuestros aliados en la región y con la comunidad internacional", dijo.
 
 
De acuerdo con informes de la agencia estatal de noticias Siria SANA, el ataque en el que habrían muerto al menos 25 personas se produjo en la provincia de Alepo, sin que hasta ahora haya sido verificado de manera independiente.
 
 
Carney dijo que más allá de los detalles y la veracidad de estos hechos, Obama ha dejado en claro que el uso de armas químicas por cualquier parte es inaceptable, aunque sólo habló de consecuencias en caso del régimen sirio.
 
 
"El presidente fue claro cuando dijo que si (el presidente sirio Bashar al) Assad y aquellos bajo su comando cometen el error de usar armas químicas o fracasan en su obligación de tenerlas bajo control, habrá consecuencias", recordó.
 
 
Carney insistió que la posibilidad del uso de estas armas, de las que Siria posee uno de los mayores arsenales en Medio Oriente de acuerdo con Estados Unidos, "preocupa mucho".
 
 
Igualmente dejó en claro que pese a estos informes, la administración de Obama mantiene sin cambio su política actual de no facilitar armas a las fuerzas rebeldes, algo favorecido por gobiernos como Francia y Reino Unido.
 
 
"Nuestra posición es y persiste en el sentido de que no vamos a suplementar asistencia letal a la oposición, pero por supuesto, como es de esperar, estamos evaluando nuestros programas de asistencia", dijo.