EU mantendrá sanciones contra Norcorea hasta su desnuclearización
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

EU mantendrá sanciones contra Norcorea hasta su desnuclearización

COMPARTIR

···

EU mantendrá sanciones contra Norcorea hasta su desnuclearización

Donald Trump quiere el desmantelamiento completo, verificable e irreversible del programa de armas nucleares de Corea del Norte y, a cambio, negociaría garantías 'excepcionales'.

Bloomberg Por Jennifer Jacobs, Toluse Olorunnipa y David Tweed
11/06/2018
Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos, en una conferencia de prensa en Singapur.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Estados Unidos tiene previsto mantener las sanciones económicas hasta que Corea del Norte elimine su capacidad armamentística nuclear aunque está dispuesto a ofrecer garantías "excepcionales" para aliviar las preocupaciones de seguridad del régimen, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo.

El principal diplomático estadounidense enfatizó que la desnuclearización completa "es el único resultado que Estados Unidos aceptará" de Corea del Norte, en un severo mensaje a Pyongyang antes de la histórica cumbre del martes en Singapur entre el presidente Donald Trump y Kim Jong-un.

"Si la diplomacia no avanza en la dirección correcta, las sanciones aumentarán", comentó Pompeo a los medios este lunes por la tarde en Singapur.

Pompeo habló mientras los altos cargos de los dos países continuaban las negociaciones en Singapur antes de la reunión entre Trump y Kim. Explicó que esas conversaciones "se están moviendo con bastante rapidez y anticipamos que llegarán a su conclusión lógica incluso más rápido de lo que habíamos anticipado".

La cumbre entre los dos líderes, programada para las 9:00 de la mañana hora local del martes (20:00 horas de este lunes de la Ciudad de México), será una prueba crucial de la apuesta de Trump contra Corea del Norte: que el deseo de Kim de terminar con el estrangulamiento económico y el estatus de país aislado pueda prevalecer sobre el miedo del dictador a renunciar a su arsenal nuclear.

Sin embargo, Trump y Kim aún no han llegado a un acuerdo sobre cómo definir la desnuclearización de la península de Corea, el objetivo declarado de la reunión.

El presidente estadounidense quiere el desmantelamiento completo, verificable e irreversible de su programa de armas nucleares. Corea del Norte, por su parte, pide una garantía de seguridad -incluyendo posiblemente un tratado de paz que ponga fin formalmente a la Guerra de Corea- y la eliminación del paraguas nuclear estadounidense que protege a los aliados de Corea del Sur y Japón.

A pesar del severo mensaje sobre el levantamiento de las sanciones, Pompeo trató de aliviar la cautela de Corea del Norte sobre la entrega de un arsenal nuclear que sirve de elemento disuasor contra sus adversarios extranjeros así como fuente de orgullo nacional.

"Estamos preparados para tomar medidas que les proporcionen suficiente certeza que les hagan sentirse cómodos de que la desnuclearización no es algo que termine mal para ellos", detalló.

Los negociadores de Estados Unidos y Corea del Norte se reunieron durante toda la jornada de este lunes para aclarar detalles antes de la cumbre, ignorando en gran medida a las multitudes de periodistas mientras que se desplazaban de un hotel de lujo al próximo.

Kim pasó todo el día en su habitación en el hotel St. Regis, mientras que Trump sólo tuvo una reunión al aire libre con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

Zhang Baohui, director del Centro de Estudios Asiáticos del Pacífico de Lingnan University en Hong Kong, mencionó que las observaciones de Pompeo sugieren que Estados Unidos está buscando una transición rápida hacia la desnuclearización. Eso evitaría la posibilidad de que Kim obtenga alivio de sanciones por un progreso gradual sin dejar de ser una potencia nuclear.

"La idea es obligar a Corea del Norte a realizar una desnuclearización rápida y completa y no alargarla, lo que dejaría en mal lugar a Estados Unidos. El problema es: ¿lo aceptará Kim?", precisó Zhang.

Trump declaró el 9 de junio que espera saber "en el primer minuto" de su reunión si Kim habla en serio acerca de entregar sus armas. Los dos líderes abrirán su cumbre con un apretón de manos y una caminata a la vista de los medios, según un cargo estadounidense. Los dos mandatarios se reunirán solos, aparte de los traductores.