Mundo

EU investigará muerte de hombre negro a manos de la policía en Luisiana

Uno policía disparó contra a Alton Sterling a corta distancia y otro sacó algo desde un bolsillo de los pantalones del hombre mientras este agonizaba, según imágenes de un video grabado por Abdullah Muflahi, propietario del local frente al que ocurrieron los hechos.
Reuters
07 julio 2016 6:29 Última actualización 07 julio 2016 6:30
Luisiana

Los hechos se registraron en Baton Rouge. (Reuters)

BATON ROUGE.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que investigará la muerte de un hombre negro que recibió disparos en el pecho luego de que fue sometido en el suelo por dos agentes de policía blancos frente a un local comercial en Baton Rouge, Luisiana.

Imágenes de la muerte de Alton Sterling, de 37 años, capturadas en al menos dos videos, provocaron protestas y críticas en las redes sociales por el más reciente caso de presunta brutalidad policíaca contra afroamericanos en ciudades como Fergurson, Missouri, o Baltimore y Nueva York.

Uno de los dos agentes disparó cinco veces contra a Sterling a corta distancia y el otro sacó algo desde un bolsillo de los pantalones del hombre mientras este agonizaba, según imágenes de un video grabado por Abdullah Muflahi, propietario del local frente al que ocurrieron los hechos.

"Estoy destrozado. Es indignante. Es una locura", dijo Muflahi, quien consideraba a Sterling como un amigo y le permitía vender discos compactos afuera de su local. Él entregó una copia del video a Reuters y dijo que la policía sacó un arma del bolsillo de Sterling.

Varios cientos de personas se reunieron para participar en una vigilia cerca del lugar donde Sterling fue baleado, con oradores que llamaron a protestas pacíficas y pidieron justicia y unidad de cara a la "fuerza excesiva" que la policía utiliza contra los residentes negros.

"Si nos dividimos, ya estamos derrotados", dijo el obispo Gregory Cooper de Baton Rouge a la multitud, que incluyó a familias con niños y llenó el estacionamiento donde Sterling fue baleado, así como las calles aledañas. La policía vigilaba de cerca la reunión.

Funcionarios intentaron aliviar la tensión y anunciaron que habrá una investigación independiente, después de que los medios mostraron otro video del tiroteo grabado por un transeúnte.

"Tengo preocupaciones muy graves. El video es perturbador, al menos", dijo el gobernador John Bel Edwards a periodistas. El alcalde de Baton Rouge, Kip Holden, y la policía dijeron que recibían con beneplácito la investigación del Departamento de Justicia, el FBI y fiscales federales.