Mundo

EU incluye a China en su lista negra de traficantes de personas

El Departamento de Estado consideró que Beijing "no logra alcanzar los estándares mínimos de eliminación de la trata y no está haciendo esfuerzos significativos por alcanzarlos".
AFP
27 junio 2017 10:1 Última actualización 27 junio 2017 11:15
China

(Bloomberg)

WASHINGTON.- El gobierno del presidente Donald Trump atacó a China por su desempeño en materia de derechos humanos, incluyéndola junto a Sudán y Corea del Norte en la lista negra de los países donde más se trafica con personas en el mundo.

El informe también colocó a República del Congo, República Democrática del Congo, Guinea y Malí entre los 23 países con los peores registros de tráfico de personas, que también comprende a Rusia, Irán, Siria y Venezuela.

El Departamento de Estado degradó a China en su informe anual sobre tráfico humano, alegando que el país ha hecho muy poco para combatir la trata o proteger a las víctimas.

El informe subraya que los uigures, una minoría musulmana asentada en el noroeste de China, son obligados a trabajos forzados y que Beijing repatría indiscriminadamente a los norcoreanos sin comprobar si son víctimas de trata.

Beijing "no logra alcanzar los estándares mínimos de eliminación de la trata y no está haciendo esfuerzos significativos por alcanzarlos", dice el "Trafficking in Persons Report".



Se trata del primer reclamo significativo sobre el historial de derechos humanos de China por parte de la administración Trump, que ha evitado hacer críticas duras a Beijing en aras de trabajar las profundas diferencias comerciales y el programa nuclear de Corea del Norte.

"La trata de personas es una de los asuntos de derechos humanos más trágicos de nuestro tiempo. Separa a las familias, distorsiona los mercados globales, socava el Estado de derecho y estimula otras actividades delictivas transnacionales", afirmó el secretario de Estado, Rex Tillerson, en un comunicado.

"Esto amenaza la seguridad pública y la seguridad nacional, pero lo peor de todo es que este delito roba a los seres humanos su libertad y su dignidad. Es por eso que tenemos que poner fin al flagelo de la trata de personas", subrayó.