Mundo

Por violar garantías, EU suspende visas a altos funcionarios de Maduro

Debido a las violaciones a los derechos humanos que sufrieron cientos de venezolanos por parte del gobierno de Nicolás Maduro, Estados Unidos ha suspendido las visas a 56 funcionarios de alto nivel del gobierno de ese país sudamericano. 
AP
03 febrero 2015 18:14 Última actualización 03 febrero 2015 18:28
Venezuela

(Bloomberg)

WASHINGTON.- Altos funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, entre ellos ministros y asesores, figuran en la lista de 32 personas a las que Estados Unidos ha suspendido las visas por violar los derechos humanos de los venezolanos, dieron a conocer autoridades estadounidenses.

Un portavoz del Departamento de Estado, que solicitó que su identidad se mantuviera en anonimato, aseveró que las sanciones cobijan a individuos de varios niveles de gobierno, desde ministros y asesores presidenciales a autoridades policiales y jueces.

El funcionario de Estados Unidos agregó que la sanción llega a aquellos que debilitan la gobernabilidad democrática a través de actos de corrupción con fondos públicos, así como sus parientes.

Además, rehusó pronunciarse sobre la identidad de los sancionados, alegando el respeto a las leyes estadounidenses sobre la confidencialidad de las visas.

Otro funcionario público, conocedor de los detalles de la medida, dijo que la suspensión de visas anunciada esta semana por el Departamento de Estado afectará a un total de 32 personas.

El funcionario, que también solicitó el anonimato porque los reglamentos de su despacho le impiden hablar con los periodistas, dijo que los 32 sancionados incluyen a siete funcionarios acusados de violar derechos humanos durante las protestas callejeras, que dejaron 43 muertos el año pasado en el país sudamericano, y a otros nueve acusados de incurrir en actos de corrupción.

Del grupo de 32 hacen parte 16 parientes directos de estos funcionarios.

Los 32 sancionados la víspera se suman a los 24 funcionarios venezolanos a los que Estados Unidos suspendió la visa en julio pasado.

El presidente venezolano Nicolás Maduro repudió el anuncio y afirmó que no acepta imposiciones de ningún gobierno extranjero.