Mundo

EU comienza a reducir presencia en Rusia tras expulsión de sus diplomáticos 

EU empezó a retirar muebles y equipamiento de una propiedad diplomática en Moscú, luego de que Putin ordenara que reduzca su personal diplomático en Rusia en respuesta a unas sanciones aprobadas por el Congreso estadounidense la semana pasada.
Reuters
01 agosto 2017 10:9 Última actualización 01 agosto 2017 10:9
EU Rusia (Shutterstock)

EU Rusia (Shutterstock)

Estados Unidos empezó a retirar muebles y equipamiento desde una propiedad diplomática en Moscú este martes, en la primera señal de cumplimiento con una orden del Kremlin para reducir su presencia en Rusia en represalia por las nuevas sanciones impuestas por Washington.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó que Estados Unidos reduzca en alrededor de un 60 por ciento su personal diplomático en Rusia al 1 de septiembre y afirmó que Moscú requisará dos propiedades diplomáticas estadounidenses en respuesta a unas sanciones aprobadas por el Congreso la semana pasada.

La Casa Blanca ha dicho que el presidente estadounidense, Donald Trump, firmará el proyecto de ley para imponer las sanciones, concebidas como una respuesta a la supuesta intromisión rusa en la elección presidencial estadounidense en 2016 y para castigar más a Moscú por su anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014.

El martes, personal de mudanza empezó a desmantelar equipamientos de juegos y barbacoas en una dacha (villa campestre) de propiedad de Estados Unidos en las afueras de Moscú después de que se les rehusó la entrada el día anterior, según un periodista de Reuters en el lugar.

La dacha, que está siendo confiscada junto a una bodega estadounidense en el sur de la capital rusa, era usada por personal diplomático estadounidense los fines de semana para realizar fiestas para estudiantes, periodistas y otros diplomáticos.

El domingo, Putin dijo que Rusia ordenó que Estados Unidos retire a 755 de sus mil 200 empleados diplomáticos en su embajada y en operaciones consulares, aunque muchos de los exonerados serán ciudadanos rusos, pues Estados Unidos puede elegir a quién va a sacar de sus puestos de trabajo.