EU acusa a 4 por 'secuestros virtuales'; las llamadas salían de Tijuana
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

EU acusa a 4 por 'secuestros virtuales'; las llamadas salían de Tijuana

COMPARTIR

···
Mundo

EU acusa a 4 por 'secuestros virtuales'; las llamadas salían de Tijuana

08/11/2013
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
AP
,
SAN DIEGO— Cuatro personas fueron acusadas en Estados Unidos de participar en un plan que recurrió a auténticas tácticas de telemercado para pedir rescate a cambio de la liberación de inmigrantes bajo la premisa de que sus seres queridos habían sido secuestrados, de acuerdo con una acusación anunciada el viernes.
,
La verdad es que nadie fue raptado nunca y los extorsionadores ni siquiera sabían a dónde estaban llamando.
,
Sin embargo, los llamados "secuestradores virtuales" tuvieron un pequeño porcentaje de éxitos desde 2007, con los que recaudaron al menos medio millón de dólares, dijeron investigadores estadounidenses.
,
Los acusados, que llamaban desde Tijuana, en México, utilizaban unos 30 números telefónicos distintos de San Diego para hacer las llamadas —hasta 5 mil al día— en las que exigían que se enviara dinero por transferencia con el argumento de que tenían detenido a un familiar que pretendía llegar a Estados Unidos sin permiso legal.
,
Los cuatro indiciados por fraude a través de comunicación electrónica y otros delitos, están acusados de recolectar el dinero de los rescates en el área de San Diego y de llevarlo a Tijuana.
,
Aunque las autoridades dicen que los extorsionadores tenían como objetivo a inmigrantes, marcaban los números al azar.
,
"Ellos sólo marcaban una secuencia de números, como del 1 al 100", dijo Daniel Page, agente especial a cargo de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional de la Policía de Inmigración y Aduanas en San Diego.
,
"Ellos son como cualquier vendedor telefónico. Tienen un guion. 'Debe pagar este dinero, de lo contrario algo va a pasar'''.
,
Quienes llamaban no tenían idea de si la gente realmente había cruzado la frontera, pero pensaban que suficientes llamadas darían resultado en algún momento, dijo Page. Cuando alguien mordía el anzuelo por lo general pagaban entre mil y 3 mil dólares.