Mundo

Estudiantes recuerdan a muertos en asalto extremista en Kenia

Unas 250 personas protestaron por las principales calles de la capital del país, para pedir una compensación estatal para las familias de las víctimas del ataque de Garissa, la construcción de un monumento de recuerdo a los fallecidos y mejor seguridad en los campus y en el país en general.
AP
07 abril 2015 7:44 Última actualización 07 abril 2015 7:44
Kenia

Los manifestantes denunciaron al grupo extremistas somalí al-Shabab como responsable de la muerte de 148 personas. (Reuters)

NAIROBI. Cientos de estudiantes marcharon por el centro de Nairobi para recordar a los fallecidos en el ataque de un grupo extremista islámico a un colegio universitario y presionaron al gobierno para una mejor seguridad.

El ruidoso grupo, de unas 250 personas, protestó por las principales calles de la capital del país, sentándose de cuando en cuando en rotondas e intersecciones, parando el tránsito durante varias cuadras y atrayendo la atención de los peatones.

Los manifestantes denunciaron al grupo extremista somalí al-Shabab, responsable del ataque de la semana pasada al Colegio Universitario Garissa en el que fallecieron 148 personas en el noreste del país. "Los compañeros estamos cansados de al-Shabab", decía un cartel.

En otros carteles podía leerse: "¡Siguen en nuestros corazones!" y "DEP compañeros".

Los manifestantes pararon ante las oficinas del presidente Uhuru Kenyatta para presentarle sus peticiones, entre ellas una compensación estatal para las familias de las víctimas del ataque de Garissa, la construcción de un monumento de recuerdo a los fallecidos y mejor seguridad en los campus y en el país en general.

Los organizadores intentaron controlar a la multitud que cantaba y coreaba consignas.

"Podríamos ser los siguientes", dijo Walter Mutai, un estudiante de estadística de 22 años de la Universidad Moi. "Esa gente puede atacar a cualquiera".

"No estamos seguros", cantaron los manifestantes.

En su recorrido los estudiantes pasaron junto a un camión del ejército con soldados, equipados con boinas rojas y rifles, sentados en bancos en la parte de atrás.

"¿Dónde estaban?", gritaron a los soldados, enfadados. Los soldados no respondieron.

Los manifestantes golpearon también los laterales de un vehículo policial y durante un breve espacio de tiempo se reunieron en el exterior de la sede de la policía del país, gritando de nuevo: "¿Dónde estaban?".

"Queremos armas", pidieron.

El gobierno de Kenyatta fue criticado por una supuesta lentitud en la respuesta de las fuerzas de seguridad al asalto del campus en Garissa.