Mundo

Esto es lo que tienes que saber del debate vicepresidencial en EU

Esta noche se enfrentarán los candidatos a la vicepresidencia de Estados Unidos: el republicano Mike Pence y el demócrata Tim Kaine, quienes tendrán la misión de mejorar la imagen de sus compañeros de fórmula.
Bloomberg
04 octubre 2016 18:14 Última actualización 04 octubre 2016 18:24
debate

(AP)

El debate vicepresidencial del martes por la noche dará a dos de las figuras políticas de perfil más bajo de los Estados Unidos una rara oportunidad de brillar y servir como aval de la personalidad de sus célebres e impopulares candidatos.

El demócrata Tim Kaine y el republicano Mike Pence, dos políticos de 50 y tantos años con experiencia de gobernación y legislativa, debatirán durante 90 minutos en la Universidad Longwood en Farmville, Virginia, en momentos en que la campaña presidencial presenta indicios de haberse desplazado hacia Hillary Clinton desde que la candidata demócrata y Donald Trump debatieran la semana pasada.

Si bien se estima que la conversación se centrará en la enconada batalla entre Clinton y Trump, también es probable que se analicen los antecedentes políticos de los dos candidatos a vicepresidente.
Las siguientes son seis cosas a tener cuenta antes del debate, que comenzará a las 21:00 ET (8 de la noche de México).

1
 1 Pence enfrenta la mayor prueba

 

mike pence

Durante la campaña, Pence, el gobernador de Indiana, se ha desempeñado como enlace entre Trump y el establishment del Partido Republicano, mientras que Kaine, senador por Virginia, ha actuado como afable punta de lanza de Clinton.

El martes por la noche ambos deberán defender no sólo su propia actuación, sino la de quienes encabezan las respectivas fórmulas. Se estima que Pence, en particular, abordará nuevas controversias relacionadas con las declaraciones de impuestos de Trump y su fundación, a la cual el fiscal general del estado le ordenó el lunes que dejara de aceptar donaciones en Nueva York.

En las últimas semanas, los dos hombres se han pronunciado en contra de declaraciones más controvertidas de sus compañeros de fórmula. En una aparición en “This Week” de ABC este mes, Kaine dijo que él no habría usado la palabra “irredimibles” para describir a algunos de los seguidores de Trump, como hizo Clinton durante una reunión de recaudación de fondos.

A Pence le ha costado encontrar un equilibrio entre hacerse eco de la retórica de Trump y distanciarse de sus polémicas. Si bien Trump se ha negado a difundir sus declaraciones de impuestos, Pence dio a conocer la suya. Pero Pence también ha defendido los elogios de Trump al presidente ruso Vladimir Putin y la afirmación sin fundamento de Trump de que la campaña de Clinton de 2008 lanzó el falso rumor de que el presidente Barack Obama no había nacido en los Estados Unidos.

2 La preparación es clave
A diferencia de Trump, tanto Kaine como Pence han destacado cuánto se han preparado para el debate del martes por la noche. En respuesta a preguntas sobre el desmayo de Clinton del 11 de septiembre, Kaine dijo que estaba enfrascado en la lectura de informes sobre políticas cuando se enteró del incidente. Mark Lotter, un vocero de Pence, dijo que éste y sus asesores se han preparado para el debate desde que aceptó la nominación a vicepresidente.

1
 3 Los hombres amables pueden perder

 

debate


Si bien los estudios de ciencias políticas indican que los compañeros de fórmula rara vez ejercen influencia en el resultado de una elección, el debate vicepresidencial conformará la imagen que la opinión pública estadounidense tendrá de Kaine y de Pence. “El debate va a ser clave, y cómo le vaya a alguien en el debate podría influenciar su imagen a posteriori”, dijo Joel K. Goldstein, especialista en vicepresidentes y profesor de derecho de la Universidad de Saint Louis.

Kaine y Pence también están presionados para no ser demasiado complacientes con el rival. Goldstein señaló que la campaña de Gore se había resentido como consecuencia del amable debate entre Joe Liberman y Dick Cheney en 2000, como sucedió con la campaña de Bob Dole cuando Jack Kemp no pasó a la ofensiva contra Gore durante el debate de 1996.

4 Ambos siguen siendo relativamente desconocidos
Casi un tercio de los votantes no tiene una opinión formada sobre Kaine ni sobre Pence, según una encuesta de Fox News que se difundió la semana pasada, en la cual el 31 por ciento dijo que no tenía una opinión formada sobre Kaine y el 28 por ciento dijo lo mismo en relación con Pence.

Una encuesta nacional de Bloomberg Politics que se dio a conocer el 26 de septiembre indicó que algo menos de la cuarta parte de los probables votantes no sabía con seguridad qué pensaba de ambos candidatos. Entre quienes tenían una opinión formada, Kaine y Pence tenían una imagen positiva neta de 7 puntos.


5 Se analizarán sus antecedentes
Pence es más conocido por la agenda firmemente conservadora y evangélica que impulsó como legislador durante 12 años, así como por la controversia nacional durante su única gobernación respecto de una ley de libertad religiosa que firmó en 2015 y que desencadenó la reacción de organizaciones de defensa de los derechos de los homosexuales, que la calificaron de discriminatoria contra los estadounidenses LGBT.

Kaine, por su parte, podría tener que defender su historia complicada con la pena de muerte: de calificarla de “indignante” cuando como joven abogado defendió en la década de 1980 a hombres condenados a muerte, a que hubiera 11 ejecuciones cuando era gobernador. También ha dado respuestas vagas sobre su posición sobre la Enmienda Hyde, que prohíbe subsidiar el aborto con fondos de los contribuyentes, al decir que la apoya y al mismo tiempo decir que apoya la agenda de Clinton que la rechaza.


6 El formato alentará el debate

El debate comprenderá nueve segmentos de alrededor de 10 minutos cada uno, en los cuales la moderadora Elaine Quijano, de CBS News, hará las preguntas, dará dos minutos para responder y luego invitará a una réplica, según la Comisión sobre Debates Presidenciales.