Estilistas 'salen al rescate' de los sobrevivientes del Volcán de Fuego
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Estilistas 'salen al rescate' de los sobrevivientes del Volcán de Fuego

COMPARTIR

···

Estilistas 'salen al rescate' de los sobrevivientes del Volcán de Fuego

Tras la erupción en Guatemala, ellos muestran solidaridad con los afectados cortando sus cabellos quemados por el gas caliente.

06/06/2018
Actualización 06/06/2018 - 18:49
Una estilista le cortó el cabello a una señora que tenía quemado el equivalente a cuatro dedos del mismo.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

ESCUINTLA, GUATEMALA.- Un grupo de estilistas decidió usar sus habilidades para brindar una muestra de solidaridad y consuelo a los sobrevivientes y desplazados por la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala.

Los estilistas llegaron hasta la escuela habilitada como albergue para cortar el pelo a las personas que resultaron con parte del cabello quemado, tras las violentas explosiones que despidieron una combinación de gas caliente, lodo y cenizas ardientes.

En uno de los patios del albergue ubicado en la localidad de Escuintla, donde hasta este lunes funcionaba como la escuela Murray D. Lincoln, montaron improvisados sillones de peluquería y cubrieron a hombres y mujeres con batas de plástico mientras les arreglaban el pelo.

Naomi Díaz, una de las encargadas de la academia de belleza Ciraiz, dijo a The Associated Press que decidieron acudir al lugar para ayudar a los evacuados y que convocaron a estudiantes de peluquería para que los asistieran.

“Esto sirve también un poco como consuelo a la gente”, dijo.

La estilista contó que le cortó el cabello a una señora que tenía quemado el equivalente a cuatro dedos del mismo. “Como cuando un niño por travieso se quema con fuego, achicharrado”, describió.

La mujer no se había podido peinar desde el domingo porque no tenía un espejo a mano para verse y, según Díaz, “estaba triste porque tenía su pelo quemado”.

Quienes lograron huir el domingo de la violenta erupción del Volcán de Fuego, que dejó al menos 99 muertos, apenas lograron reunir algunas pocas pertenencias. Y unos cuantos se fueron sólo con lo puesto.

“Ya me siento más limpio”, dijo Rubén Darío Castillo, aún con rastros de cabello en su cara, y quien junto con su familia permanece en el albergue.

El volcán, ubicado a 44 kilómetros al oeste de la Ciudad de Guatemala y a una altitud de 3 mil 763 metros, hizo erupción el domingo, la peor en cuatro décadas según los expertos.

Unas 12 mil personas fueron evacuadas, y de ellas más de 3 mil 300 se encuentran alojadas en albergues.