Este lugar convirtió a Los Alpes en un museo interactivo de James Bond
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Este lugar convirtió a Los Alpes en un museo interactivo de James Bond

COMPARTIR

···

Este lugar convirtió a Los Alpes en un museo interactivo de James Bond

Desde autos superlujosos, actividades interactivas de IA, hasta las vistas hacia Los Alpes, esto y más es posible en el primer museo en las montañas sobre James Bond.

Bloomberg Por Jason Tesauro
18/06/2018
Actualización 18/06/2018 - 21:38
 El exterior del museo 007 Elements en Soelden, Austria.
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En la cima nevada de la montaña Gaislachkogl en Soelden, Austria, a 10 mil pies de altura se encuentra 007 Elements, el primer museo inmersivo de James Bond.

Los fans del agente 007 podrán esquiar en Soelden, teniendo de fondo el escenario invernal de las escenas de acción de James Bond, Spectre que se estrenó en 2015, y que incluye escenas filmadas en la Ciudad de México. Para la cinta, el director Sam Mendes pidió a diseño de producción que encontraran un lugar frío.

Según sus creadores, 007 Elements busca parecer más una locación de una película que un museo tradicional.

El espacio fue diseñado y desarrollado por Callow y Tino Schaedler, jefe de diseño de Optimist Inc., una agencia creativa en Estados Unidos y Europa. Colaboraron con el arquitecto austriaco Johann Obermoser y su equipo en Arch Omo Architektur, quien diseñó por primera vez el Ice Q, al que Callow llama "una brillante joya alpina".

"Fuimos a los Alpes en Suiza, Austria e Italia". "Afortunadamente, encontramos a Soelden en Austria, y un restaurante, el Q de hielo , en la parte superior de este telesilla (teleférico para esquiar), que se convirtió en la base de lo que necesitábamos"., dio el diseñador de producción, Dennis Gassner.

Ahora, el pico de la montaña se ha vuelto a imaginar como una "instalación cinemática" que sitúa a los visitantes dentro del mundo de 007 y revela cómo está hecho ese mundo costoso.

Los visitantes podrán ver la última tecnología de los automóviles que parecen en las películas Jaguar Land Rover habilitada para inteligencia artificial, así como las agallas detrás del concept car C-X75 que protagonizó una persecución en automóvil a través de Roma en Spectre. Aunque Bond puede ser un hombre de Aston Martin, los vehículos Jaguar Land Rover han aparecido en nueve películas de Bond desde Octopussy en 1983, cuando Roger Moore hizo una escapada dramática en un Range Rover Classic.

Ocho películas Bond han tenido como escenario una secuencia nevada, y 007 Elements está diseñado como un entorno resistente para darles vida. La primera mitad de la instalación presenta secuencias programadas, y las galerías restantes son para explorar con calma.

Placeholder block
Las ventanas del piso al techo dan a los Alpes.Kristopher Grunert

La mayoría del museo está escondido dentro de la montaña. Construirlo a tal altura presentó desafíos inusuales.

El hormigón (tipo de cemento) fue transportado por las pendientes en helicóptero, y la estructura se estabiliza a 33.8ºF por lo que no altera el permafrost (capa de suelo permanentemente congelado) o las fallas geológicas.

"Nuestro objetivo con 007 Elements es contar la narración de la historia de Bond de una manera emocional y atractiva", dice Callow. "Queremos utilizar esta increíble ubicación para dar vida a las historias de una manera única e inolvidable".

Los Land Rovers y los Range Rovers utilizados en la película fueron remolcados montaña arriba en motos de nieve porque no había caminos de acceso.

Los visitantes de Elements, serán transportados de la misma manera que la tripulación de Specter, que llegó de manera espectacular a través de un sistema de 10 teleféricos operados por Bergbahnen Soelden.

Callow atribuye al director general de la compañía de teleféricos, Jakob Falkner, el "alocado concepto de vaciar una montaña para construir una exposición experiencial supermoderna".

Placeholder block
Los elementos interactivos están dispersos por todas partes.Kristopher Grunert