Este es el plan de Cuba para no quedarse sin transporte por falta de taxis
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Este es el plan de Cuba para no quedarse sin transporte por falta de taxis

COMPARTIR

···

Este es el plan de Cuba para no quedarse sin transporte por falta de taxis

El anuncio se produce horas antes de que este viernes entren en vigor nuevas restricciones para la circulación de pasajeros en la capital cubana.

07/12/2018
Actualización 07/12/2018 - 2:21
Transporte en Cuba.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

LA HABANA.- Cuba dijo este jueves que importará cientos de autobuses para reforzar su debilitado sistema de transporte público en medio de una reducción de los taxis del sector privado, cuyos choferes han mostrado malestar tras nuevas regulaciones del Estado para circular en la isla.

El anuncio se produce horas antes de que este viernes entren en vigor nuevas restricciones para la circulación de pasajeros en la capital cubana, en momentos en que existe un déficit de "almendrones", como se conoce a los voluminosos taxis privados que por décadas ha sido la columna vertebral del transporte local.

"Una buena noticia para nuestra Habana es que a finales de diciembre y principios de enero llegan 400 microbuses nuevos que el Estado ha adquirido en el extranjero que van a reforzar las rutas en la capital, de 12 plazas cada uno", dijo el ministro de Transporte cubano, Adel Yzquierdo.

En un programa de televisión, Yzquierdo dijo que también llegarán al país 90 autobuses que "ya se embarcaron, están navegando y el 13 de diciembre se embarcan los primeros 300 microbuses".

Sin embargo, en julio, el Gobierno divulgó una serie de nuevas normativas más estrictas sobre el sector privado que incluyen reglas para los taxis que progresivamente entrarán en vigor en todo el país.

Las normas obligan a los conductores a una revisión técnica para circular, que la mayoría no aprueba, la obligación de afiliarse a categorías de taxis "ruta", "libre" y clásico", y un control a través de una tarjeta para comprar combustible.

El Estado sostiene que los taxis de los "cuentapropistas", Fords, Chevrolets, Playmouths de 1950, han usado combustible robado a entidades gubernamentales y busca frenar la evasión de impuestos y la compra de piezas y partes en el mercado negro.

"Al cierre de noviembre se han realizado 3 mil 415 revisiones técnicas a mil 902 carros. Unos 800 transportistas privados no se han presentado a la prueba técnica y han entregado la licencia", dijo la viceministra de Transporte, Marta Oramas.

La funcionaria dijo que como resultado 2 mil 167 licencias fueron canceladas en La Habana. Algunos choferes han amenazado con presionar al Estado para modificar las normas. El parque del transporte público en Cuba es uno de los más deteriorados del mundo.

"Voy a entregar la licencia. Las medidas son muy fuertes y cada día hay más presión en las calles con los inspectores y la policía", dijo Julio García, quien conduce un Ford 57 que hace viajes al Cotorro, Regla y Guanabacoa, barrios de La Habana.