Mundo

Estas son las diferencias para el segundo debate entre Clinton y Trump

Otro escenario, más participantes, preguntas de la audiencia y un mayor espacio para desenvolverse son algunos de las variantes respecto del primer encuentro entre los aspirantes presidenciales en EU. Mira los detalles.
Bloomberg
09 octubre 2016 18:34 Última actualización 09 octubre 2016 19:26
ME Trump Clinton (Especial)

ME Trump Clinton (Especial)

Estas son algunas de las diferencias que tendrá este segundo encuentro entre los candidatos presidenciales de EU, la demócrata Hillary Clinton, y el republicano Donald Trump respecto del primer debate, y que podrá seguirse a partir de las 8:00 de la noche, tiempo de México.

1. ¿En qué será diferente el debate?
Como se ha vuelto tradición, el segundo debate parecerá un encuentro municipal, con los candidatos libres de sentarse o caminar por el escenario en lugar de estar detrás de un podio.

Miembros de la audiencia harán la mitad de las preguntas. El resto serán formuladas por los moderadores Martha Raddatz de ABC News y Anderson Cooper de CNN, quienes tomarán en cuenta preguntas lanzadas en un sitio web y votadas por el público. 

2. ¿Qué podría preguntar la audiencia?
Se espera que sea distinto a lo que podría hacer un periodista. Y ése es precisamente el atractivo, y el riesgo, de este formato. Las preguntas son "menos puntuales y provocativas, es menos probable que hagan que los candidatos saquen estrategias de ataque y defensa", y quizás "permitan que los candidatos hablen sobre lo que ellos piensan y creen", según un documento de John Morello de 2005. 

3. El cuerpo habla, ¿quién saldrá beneficiado?
La ausencia de podios hará que el lenguaje corporal de los candidatos hable más de lo normal. En el primer debate en este formato, en 1992, George H. W. Bush fue captado por la cámara mirando el reloj. En su primera campaña para ser senadora de Nueva York, Clinton salió beneficiada de una maniobra en el escenario de oponente republicano, Rick Lazio, que fue interpretada como una invasión del espacio personal.

Cuando la comisión de Debates Presidenciales aprobó este formato en 1992, Bill Clinton exhibió dominar las formas, caminó hasta el borde del escenario para interactuar con sus interrogadores. Como su esposo, Hillary ha mostrado su habilidad para manejar escenarios con pequeños grupos, aunque no necesariamente en este formato. En cambio, el sello de Trump ha sido los eventos masivos y estridentes. 


4. ¿Qué hizo bien Clinton en el primer debate y qué podría mejorar?
​Cuando se encontró en territorio adverso (la firma del TLCAN por su esposo o el uso de su correo privado) Clinton ofreció una breve defensa y luego condujo la discusión hacia otro punto. Más preparación y disciplina de Trump podría dificultarle el camino esta vez. Si las preguntas de los ciudadanos le dan un rango más amplio de temas que los que los candidatos normalmente discuten, Clinton podría dar muestras de su experiencia en otros asuntos.

5. ¿Qué hizo bien Trump en el primer debate y qué podría mejorar?
Durante la primera media hora del debate, Trump pintó a Clinton como la candidata del statu quo en una elección que busca el cambio, especialmente refiriendo su pasado de apoyo a los tratados internacionales. El discurso de Trump decayó conforme avanzó el debate y su actuación dio material para una sátira en "Saturday Night Live". Sus simpatizantes esperan un "nuevo y relajado comportamiento con un foco más definido en sus mejores temas, como la inmigración", y creen que Trump podría aprender de la actuación ecuánime de su compañero de fórmula, Mike Pence, durante su debate.