Mundo

Estalla la violencia en Francia previo a la cumbre climática

El gobierno francés prohibió las manifestaciones, paralelas a la COP- 21, por motivos de seguridad; eso no evitó que más de cuatro mil personas salieran a las calles a manifestarse, el resultado: al menos 208 personas detenidas. 
Eduardo Ortega/ Enviado Especial
29 noviembre 2015 20:1 Última actualización 30 noviembre 2015 5:0
Policías  antidistubios lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes  que exigían un acuerdo en favor del medio ambiente. (Reuters)

Policías antidistubios lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes que exigían un acuerdo en favor del medio ambiente. (Reuters)

PARÍS.- El clima, en la ciudad luz, que va más allá de una tarde con ventisca decembrina, se bifurca entre el luto de un bulevar Voltaire inundado de flores, donde se ubica el Bataclan café, y las festividades navideñas de Champs Elysees, enmarcadas por las luces de colores.

Helicópteros sobrevuelan la ciudad, la cual está bajo un fuerte, aunque discreto, cerco de seguridad. Tras los atentados perpetrados por el Estado Islámico (EI), el gobierno francés prohibió las manifestaciones, paralelas a la COP- 21, por motivos de seguridad.

Eso no evitó que más de cuatro mil personas salieran a las calles de la ciudad a manifestarse, como sucedió en un gran número de capitales en todo el mundo, el resultado: al menos 208 personas detenidas en la Plaza de la República.

Alrededor de 150 jefes de Estado y de gobierno, en tanto, alistan su participación en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP-21), entre ellos el estadounidense Barack Obama, el chino Xi Jinping, la brasileña Dilma Rousseff, el mexicano Enrique Peña Nieto y la canciller alemana Ángela Merkel.

La Cumbre será inaugurada este lunes por el presidente francés François Hollande en Le Bourget, un aeropuerto adaptado para ello, con el objetivo de alcanzar acuerdos no sólo de mitigación sino de adaptación ante el calentamiento global.

Distante de todo ello, turistas arriban a las inmediaciones del Bataclan, donde apenas hace 17 días los atentados terroristas dejaron 130 muertos.

“Terrorismo has NO religion”. “Stop !!!! la Guerre”. Junto a los carteles, cuelgan fotografías de las víctimas. Largas filas de visitantes avanzan, mientras toman fotos. París tiene un nuevo polo turístico, derivado de la tragedia.

Además de un largo bazar navideño, a lo largo de la avenida más emblemática de la ciudad luz, han sido colocados por el gobierno una turbina de viento y 440 paneles solares, así como bicicletas y columpios, mediante los cuales se genera en su totalidad la electricidad que ilumina la avenida.

“En el marco de la COP-21 de París, juntos conseguiremos generar el 100 por ciento de las luces de los Campos Elíseos con energías renovables”, se lee en un stand.

MILES DE MILLONES DE DÓLARES

Así, la conmocionada París, por los actos de terror, alberga la cumbre climática mundial, considerada como una de las últimas oportunidades para que los jefes de Estado y de gobierno alcancen un acuerdo climático que sustituya al Protocolo de Kioto, firmado en 1997.

Gobiernos y líderes empresariales planean destinar miles de millones de dólares en energía y tecnología limpia en los próximos cinco años para combatir el cambio climático, revelaron varias fuentes en el marco de la cumbre. Añadieron que Francia, Estados Unidos, India, Corea del Sur, Arabia Saudita, Australia, Canadá y Noruega ya decidieron participar en el “ambicioso” proyecto.

El dinero se destinará a investigación y desarrollo de tecnologías que permitan aprovechar la energía solar y eólica.