Mundo

Estadounidenses votan por el menos malo

Según una encuesta de salida de AP, sólo cuatro de cada 10 votantes respaldan firmemente a su candidato. En 2012, esa cifra era de casi dos tercios.
AP
08 noviembre 2016 18:34 Última actualización 08 noviembre 2016 19:0
Habitantes de California hacen fila para sufragar en un centro de votación ubicado en Venice Beach. (Foto: Bloomberg)

Habitantes de California hacen fila para sufragar en un centro de votación ubicado en Venice Beach. (Foto: Bloomberg)

Los estadounidenses están votando por el menos malo.

Según una encuesta de salida realizada por la agencia de noticias Associated Press y cadenas de televisión por parte de Edison Research sólo cuatro de cada 10 votantes apoyaban firmemente a su candidato, ya sea la demócrata Hillary Clinton o el republicano Donald Trump, cuando en 2012, año en el que compitieron Barack Obama y John McCain, casi dos terceras partes de los electores votaron porque sí apoyaban a su candidato.

En tanto que más de la mitad de los electores votaron con reservas sobre su candidato o sólo por el hecho de que el candidato rival no es de su agrado, según datos preliminares de la encuesta.

Además de mostrar una mayor desconfianza hacia ambos candidatos, la encuesta de salida también reflejó que la inmigración, una de los ejes de la campaña de Trump, no es la mayor preocupación de los votantes pues apenas uno de cada 10 dijo que era el mayor problema que enfrenta la nación al tiempo que poco más de la mitad de los encuestados desaprobó la propuesta del republicano de construir un muro a lo largo de la frontera.

Es más, siete de cada 10 estadounidenses creen que a los inmigrantes que viven sin papeles en el país se les debe permitir quedarse, y sólo una cuarta parte dijo que deberían ser deportados.

El mayor problema en la mente de los votantes de ambos candidatos, revela la encuesta, es la economía.

Desconfianza en conteo
Las palabras de Trump, quien dijo que desconocería los resultados si es que es derrotado e incluso dijo que las elecciones podrían ser amañadas parecen surtir efecto entre sus seguidores pues sólo tres de cada 10 personas a favor del republicano dijo que sentía mucha confianza en el conteo de votos contra siete de cada 10 seguidores de Clinton que dijeron confiar.

En general, menos de la mitad de los electores se sintieron muy confiados en el conteo de votos, y una tercera parte tenía cierto grado de confianza.

Menos del 20 por ciento indicaron que no estaban muy confiados o no confiaban en lo absoluto en el conteo de sufragios.

En 2004 y 2008, los electores tuvieron apenas mayor certeza sobre la precisión del conteo de votos. Aproximadamente la mitad de los electores se expresó muy confiado en el conteo y cuatro de cada 10 tenían cierto grado de confianza.

La encuesta de salida, practicada a 15 mil 445 votantes en 350 centros de votación elegidos aleatoriamente, en diversas partes de Estados Unidos, y complementada con 4 mil 404 entrevistas telefónicas con votantes por correo, anticipados y ausentes. La encuesta tiene un margen de error de más/menos dos puntos porcentuales.