Mundo

Estados árabes piden a Arabia Saudita mantener puesto en ONU

10 febrero 2014 4:16 Última actualización 19 octubre 2013 17:35

[A Washington le gustaría que los saudíes mantengan su posición en el Consejo. Reuters] 


 
Reuters
 
Naciones Unidas.- El grupo de países árabes en Naciones Unidas instó este sábado a Arabia Saudita a reconsiderar su decisión de renunciar a su puesto rotativo en el Consejo de Seguridad en protesta por el fracaso del organismo en poner fin a la guerra en Siria y por no actuar para resolver otros conflictos en Oriente Medio.
 
"Esperamos que ellos (Arabia Saudita), que están entre los más bendecidos al representar al mundo árabe e islámico en este importante e histórico escenario, especialmente para Oriente Medio (...) mantengan su membresía en el Consejo de Seguridad", dijo el Grupo Arabe en un comunicado.
 
El grupo pidió al reino "continuar con su valiente rol al defender nuestros intereses, específicamente en el Consejo de Seguridad".
 
El Grupo Arabe incluye a Estados árabes miembros de la ONU con excepción de Siria, cuya membresía fue suspendida al mismo tiempo que su pertenencia a la Liga Arabe.
 
Diplomáticos dijeron que a Washington le gustaría que los saudíes mantengan su posición en el Consejo.
 
Ningún país ha sido elegido para integrar el Consejo de Seguridad y después rechazado el puesto. Cómo un próximo miembro del organismo, Arabia Saudita habría tomado el escaño a partir del 1 de enero por dos años hasta el 31 de diciembre del 2015.
 
Cuando anunció su decisión el viernes de que se rehusaba a tomar su lugar en el Consejo, el reino saudí condenó lo que calificó como un doble estándar internacional en torno a Oriente Medio, que ha tenido grandes dificultades para encontrar una salida al conflicto en Siria.
 
A diferencia de situaciones pasadas, cuando la frustración de Riad estuvo dirigida mayormente a China y Rusia, esta vez el país apuntó a Washington, su antiguo aliado internacional, que desde el estallido de la Primavera Arabe ha llevado adelante políticas a las que los gobernantes saudíes se han opuesto amargamente.
 
Tras mencionar el fracaso del Consejo de Seguridad en resolver la disputa entre los israelíes y palestinos, tomar medidas efectivas para terminar con la guerra civil de Siria y detener la proliferación nuclear en la región, Riad dijo que en cambio el organismo había perpetuado los conflictos y las dificultades.
 
Los saudíes han expresado su decepción con las políticas del presidente estadounidense, Barack Obama, que no han conseguido obligar a Israel a frenar la construcción de asentamientos judíos en la ocupada Cisjordania y aceptar la creación de un Estado palestino