Mundo

Estado Islámico vende, crucifica y entierra niños vivos en Irak: ONU

El Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas presentó un informe que revela que niños de la secta yazidí o de comunidades cristianas, pero también chiíes y suníes, han sido víctimas del EI; además ha cometido "violencia sexual sistemática", que incluye "el secuestro y esclavitud sexual"
Reuters
04 febrero 2015 11:54 Última actualización 04 febrero 2015 11:55
Irak

La ayuda humanitaria enviada por Francia será entregada a poblaciones del norte de Irak amenazada por islamistas radicales. (Reuters)

GINEBRA. Militantes del Estado Islámico están vendiendo niños secuestrados en el mercado como esclavos sexuales y matando a otros jóvenes, mediante la crucifixión o enterrándolos vivos, informó el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas.

El grupo militante usa cada vez más a iraquíes menores de 18 años como suicidas, fabricantes de bombas, informantes o escudos humanos para proteger las instalaciones contra los ataques aéreos liderados por Estados Unidos, señaló el organismo.

"Realmente estamos profundamente preocupados por la tortura y el asesinato de esos niños, especialmente de aquellos pertenecientes a minorías, pero no solo de minorías", dijo Renate Winter, una experta del comité, en una sesión con los medios. "El alcance del problema es enorme", agregó.

Niños de la secta yazidí o de comunidades cristianas, pero también chiíes y suníes, han sido víctimas del grupo, sostuvo.

"Hemos tenido reportes de niños, especialmente niños discapacitados mentales, que han sido usados como suicidas con bombas, probablemente sin que ellos incluso entendieran", dijo Winter.

"Hubo un video posteado (online) que mostró a niños de una edad muy temprana, aproximadamente ocho años y más pequeños, siendo entrenados para convertirse en niños soldados", agregó.

El EI es una escisión del grupo al Qaeda que declaró un califato islámico a través de partes de Siria e Irak durante el pasado verano boreal. Ha matado a miles de personas y forzado a otros cientos de miles a abandonar sus hogares, en lo que Naciones Unidos ha calificado como un reino del terror.

El organismo de la ONU, que revisó los antecedentes de Irak por primera vez desde 1998, denunció "la matanza sistemática de niños pertenecientes a minorías religiosas y étnicas por el llamado ISIL, incluyendo varios casos de ejecuciones masivas de niños, así como reportes de decapitaciones, crucifixiones de niños y el entierro de niños vivos".

Un importante número de niños han muerto o resultado gravemente heridos durante ataques aéreos o disparos de las fuerzas de seguridad iraquíes, mientras que otros perdieron la vida por "deshidratación", hambre y calor", agregó.

EI ha cometido "violencia sexual sistemática", que incluye "el secuestro y esclavitud sexual de niños", indicó.

"Los niños de minorías han sido capturados en muchos lugares (...), vendidos en el mercado con etiquetas, etiquetas con precios sobre ellos, han sido vendidos como esclavos", dijo Winter, sin dar más detalles.

Los 18 expertos independientes que trabajaron en el reporte llamaron a las autoridades iraquíes a tomar todas las medidas necesarias para "rescatar a los niños" bajo control del Estado Islámico y a procesar a los perpetradores de los delitos.

"El deber de un Estado es proteger a todos sus niños. El punto es ¿cómo van a hacerlo en una situación como ésta?", concluyó Winter.