Mundo

Estado de emergencia por disturbios en Baltimore; activan Guardia Nacional

El gobierno del estado de Maryland, en Estados Unidos, decretó el estado de emergencia y activó a la guardia nacional para ayudar a contener las protestas en Baltimore; el equipo de béisbol local de las Ligas Mayores suspendió su juego de este día.
AP
27 abril 2015 18:56 Última actualización 27 abril 2015 18:59
La Guardia Nacional será movilizada para apoyar a los cuerpos de policía ante los disturbios en Baltimore. (AP)

La Guardia Nacional será movilizada para apoyar a los cuerpos de policía ante los disturbios en Baltimore. (AP)

BALTIMORE, Maryland.- El gobernador de Maryland, Larry Hogan, declaró el estado de emergencia y activó a la Guardia Nacional para que ayude a controlar los disturbios en Baltimore.

Manifestantes saquearon locales y arrojaron piedras contra efectivos de la policía de Baltimore, con un saldo de al menos siete heridos, horas después de que miles de personas asistieran el lunes al funeral de Freddie Gray, un hombre afroamericano que falleció de una severa lesión vertebral mientras estaba bajo custodia policial.

Varios autos y al menos una tienda fueron incendiados. Además, los Orioles de Baltimore, de la liga de béisbol de Estados Unidos, pospusieron su partido de este día.


Imágenes de televisión mostraron una patrulla incendiada y varias tiendas siendo saqueadas por pequeños grupos de gente. Algunos oficiales, equipados con casco y escudo, utilizaron gas pimienta en un esfuerzo por contener a los saqueadores.

Un helicóptero sobrevoló la zona mientras grupos de alborotadores recorrían la ciudad.

Los disturbios del lunes son el más reciente incidente provocado tras la misteriosa muerte de Freddie Gray, cuyo fatal encuentro con la policía vino en medio de un debate nacional sobre el uso policiaco de la fuerza, especialmente cuando se trata de sospechosos afroamericanos, como el mismo Gray.

La familia de Gray quedó sorprendida por la violencia. Esperaban organizar una marcha pacífica durante la semana, informó el abogado de la familia, Billy Murphy. Dijo desconocer que iba a haber disturbios y solicitó que prevaleciera la calma.

"No quieren que este movimiento nacional se vea ensuciado por la violencia", comentó. "Eso no tiene sentido".