Mundo

Energía sin fronteras
en Europa

En un día ventoso en el norte de Alemania, la energía que genera una turbina eólica puede llegar a un hospital de Francia, gracias a la conectividad de sus mercados eléctricos.
Bloomberg
20 mayo 2015 20:1 Última actualización 20 mayo 2015 20:1
Planta de energía eléctrica ubicada en Dungeness Inglaterra y operada por Electricite de France. (Bloomberg)

Planta de energía eléctrica ubicada en Dungeness Inglaterra y operada por Electricite de France. (Bloomberg)

Tras casi dos años de demoras, Alemania, Francia y sus vecinos de Europa centro-occidental conectaron sus mercados eléctricos el miércoles bajo un sistema que permite que los precios determinen adónde fluye la energía entre los países.

El acoplamiento de los mercados sobre la base del flujo coteja la oferta y la demanda a través de las fronteras, enviando la electricidad a los lugares donde los precios son más altos. Se prevé que las tarifas diarias promedio aumentarán en Alemania y bajarán en Bélgica y los Países Bajos, de acuerdo con los datos que reunió Energy Brainpool GmbH, consultora con sede en Berlín.

Hace ocho años, un grupo de 29 ministros de energía, reguladores, bolsas y operadores de redes eléctricas de Alemania, Francia, Bélgica y los Países Bajos acordaron por primera vez mejorar los flujos transfronterizos. El proyecto, cuya iniciación originalmente estaba programada para 2013, mejora la gestión de las redes eléctricas, lo que significa que, en un día ventoso en el norte de Alemania, la energía que genera una turbina eólica puede llegar a un hospital de Francia.

“El acoplamiento de los mercados sobre la base del flujo, que finalmente está comenzando, podría llevar a que crezcan las exportaciones de Alemania a los países vecinos y decididamente sería un elemento de sostén de los precios mayoristas de la energía en Alemania”, explicó Alfred Hoffmann, vicepresidente de administración de carteras de la división de comercialización de energía de Vattenfall AB en Hamburgo, en una entrevista telefónica del 11 de mayo, sin dar más detalles.

En el acoplamiento basado en el flujo, se toman en cuenta todas las rutas transfronterizas entre redes para maximizar la capacidad. Tradicionalmente, los flujos se basan en la capacidad de interconexión disponible en cada frontera, lo que puede dificultar la convergencia de los precios entre las redes nacionales.

1
    

     

Estación eléctrica en Malta. (Bloomberg)


DESCORCHANDO BOTELLAS

“Después de un exitoso comienzo y una intensa preparación, aquí estamos descorchando botellas”, dijo telefónicamente Andreas Preuss, portavoz del operador de la red alemana Amprion GmbH, desde Dortmund el miércoles. Los precios por hora para mañana se calcularon de acuerdo con el nuevo sistema, añadió, sin dar datos específicos.

Alemania tiene los precios de energía más bajos de la región centro-occidental de Europa, con una tarifa promedio de 32.11 euros (35.90 dólares) el megawatt-hora en el último año, muestran los datos de la bolsa. Esto se compara con 36 euros en el caso de Francia, 41.35 euros en el de los Países Bajos y 43.46 euros en el de Bélgica.

Los precios pueden volverse negativos cuando la oferta de electricidad supera la demanda, en especial cuando hay viento y brilla el sol. Alemania, el mayor productor de energías renovables de Europa, tuvo 109 horas de precios negativos este año, el doble que en el mismo período de 2014, muestran los datos de Epex Spot SE.

El acoplamiento de los mercados sobre la base del flujo significa que los precios negativos serían “más limitados” porque es posible exportar más desde Alemania, dijo Preuss.