Mundo

Italianos rechazan en las urnas cambios a su Constitución

El conteo arrojó un triunfo del 'No' a la reforma constitucional propuesta por el primer ministro, Matteo Renzi, con más de 59% de los votos, frente a 40% a favor del 'Sí'.
Reuters
04 diciembre 2016 16:31 Última actualización 04 diciembre 2016 20:53
Referéndum en Italia. (Reuters)

Referéndum en Italia arrojó el rechazo de la reforma a la Constitución. (Reuters)

ROMA.- El primer ministro de Italia, Matteo Renzi, ha sufrido una dura derrota el domingo en un referendo sobre sus planes de reformar la constitución, de acuerdo con el conteo de votos.

Tras la votación, Renzi anunció que presentaría ante el rechazo de los italianos a su proyecto de reducir el papel del Senado en la política local. El primer ministro habló públicamente pasada la medianoche del lunes, tiempo local (5 de la tarde de México).

Un sondeo a boca de urna elaborado por el Institulo Piepoli/IPR para la televisora estatal RAI estimó que un 42-46 por ciento de los votantes apoyó las reformas, contra el 54-58 por ciento que votó "No".

Otros dos sondeos, elaborados por Tecne para el canal privado Mediaset y por EMG Acqua para La 7, le dieron al "No" una ventaja similar de al menos 10 puntos porcentuales.

Cerca del final del conteo de votos, los resultados daban 59.5 por ciento de apoyo al 'No' frente a 40.5 por ciento para el 'Sí'.

Tras difundirse los primeros sondeos, el euro retrocedía a 1.0580 dólares por unidad, acercándose a un mínimo a 1.0515 dólares tocado el mes pasado.

El resultado podría significar un nuevo golpe para la Unión Europea, que lucha por dejar atrás una serie de crisis y desea que Renzi continúe su iniciativa reformista en la tercera más grande economía de la zona euro, altamente endeudada.

La derrota también podría provocar nuevas sacudidas en los mercados, especialmente en el sector bancario, que ha perdido casi la mitad de su valor en la bolsa de Milán golpeado por temores relacionados con su exposición a préstamos morosos acumulados durante años malos para la economía doméstica.

Renzi, de 41 años, asumió el cargo en 2014 prometiendo renovar una Italia anquilosada y presentándose a si mismo como un hombre anti establishment, decidido a enfrentar a una burocracia asfixiante y a rediseñar las chirriantes instituciones de la nación.

El referendo del domingo, diseñado para agilizar el proceso legislativo reduciendo los poderes del Senado y de las autoridades regionales, buscaba ser el triunfo que coronara su gestión.

Sin embargo, hasta ahora sus reformas han tenido poco impacto, y el opositor Movimiento 5 Estrellas se ha quedado con las banderas anti establishment, adoptando un tono populista que se vio ya en el referendo por el "Brexit" y en el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

Por las leyes italianas, Renzi tenía que convocar a un referendo por sus planes de reformar la constitución, pero fue su decisión atar su futuro al resultado, argumentando que si Italia no estaba dispuesta a aceptar su receta de cambio él debería dejar el cargo.