Mundo

En la OEA, Maduro amenaza a México con demandarlo

La reunión en la OEA de este miércoles no produjo ningún tipo de decisión. Sin embargo, México junto a otros 12 países emitió una declaración que condena la violencia que ha cobrado la vida de 105 personas.
Lissette Cardona | Corresponsal
26 julio 2017 20:54 Última actualización 27 julio 2017 5:0
Venezuela protestas

El inicio del paro general en Venezuela aumentó la violencia entre el gobierno y la oposición. Al menos dos personas murieron por disparos. (AFP)

CARACAS.- Venezuela trasladó su enfrentamiento diplomático con México al Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde los integrantes del organismo regional no lograron, una vez más, ponerse de acuerdo para encontrar una salida a la crisis que azota a la nación sudamericana y sólo 13 países exigieron al presidente Nicolás Maduro que renuncie a la elección de una nueva Asamblea Nacional Constituyente.

Parte de la intervención del embajador Luis Alfonso de Alba, representante permanente de México ante la OEA, en la sesión del organismo realizada este miércoles, fue para desmentir que su país participa en una componenda con Colombia y la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos para derrocar al gobierno venezolano.

De Alba fue claro: “reiteramos el rechazo categórico a las acusaciones, sin ningún sustento, en el sentido de que México trabaja con otros países para afectar al gobierno de Venezuela. Es evidente que, con estas falsas acusaciones, reiteradas esta mañana, en esta sala, se intenta crear distracciones en lugar de atender los problemas reales. Estamos convencidos que la solución para reintegrar el orden democrático debe partir de un proceso de acercamiento político y de negociación entre venezolanos”, expresó. 

De Alba repudió los ataques al Parlamento venezolano el pasado 5 de julio y la persecución y encarcelamiento de magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Además acusó al presidente Nicolás Maduro por el uso de un lenguaje de confrontación. “Se recurre con demasiada frecuencia a un discurso divisivo, y de manera falsa, se crean teorías de la conspiración que pretenden culpar a otros países de lo que ocurre en el país”, dijo De Alba en respuesta a las amenazas de la secretaria de la misión venezolana ante la OEA, Sara Lambertini, quien más temprano advirtió que denunciará a México, Colombia y Estados Unidos en la CELAC, la Unasur y el Movimiento de Países no Alineados.

La reunión en la OEA no produjo ningún tipo de decisión. Sin embargo, México junto a otros 12 países emitió una declaración que condena la violencia que ha cobrado la vida de 105 personas.

“Instamos al gobierno de Venezuela a suspender su llamado a la Asamblea Nacional Constituyente, que implicaría el desmantelamiento definitivo de la institucionalidad democrática y sería contrario a la voluntad popular expresada el 16 de julio”, señala el documento refrendado por México, Perú, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras y Paraguay.

Luego de la sesión, el magistrado recién designado, Alejandro Rebolledo denunció que los jueces juramentados por el Parlamento son víctimas de persecución.