Mundo

En Río, el cementerio es el lugar para volar una cometa

Para quienes viven en las favelas de Río de Janeiro, hay pocos espacios públicos para recreación, pero un cementerio, alejado de los tiroteos entre pandillas y policías, se ha convertido en el punto de reunión para volar cometas.
Reuters
24 julio 2016 20:10 Última actualización 24 julio 2016 21:2
cometas

(Reuters)

Mientras atardece en un cementerio de una de las favelas del norte de Río de Janeiro, cuatro jóvenes permanecen parados sobre una pared con tumbas y miran sus cometas volar al viento.

Del otro lado del cementerio, otros 20 jóvenes intentan hacer lo mismo.
Unos 40 mil millones de reales (12 mil 300 millones de dólares) se han gastado en proyectos para que Río albergue los primeros Juegos Olímpicos de América del Sur, que comienzan el 5 de agosto. Pero para quienes viven en las favelas de la extensa metrópolis, de casi 12 millones de habitantes, hay pocos espacios públicos para recreación.

El cementerio se ubica en la mitad de la favela Vila Operaria, donde edificios de ladrillo se levantan uno al lado del otro por la ladera de la colina. "No podemos volar cometas donde vivimos porque los edificios son muy altos", dijo Fernando, de 28 años. "El único lugar que tenemos, el único lugar de recreación, es el cementerio", agregó.

1
 

 

cometas

"Remontar mi cometa es todo para mí, después de Dios y después de mis hijos", añadió.

Una atracción del cementerio es que está lejos de las calles, donde pueden estallar tiroteos entre las pandillas locales y la policía, dijo Felipe, de 27 años.

Dos niños vestidos con shorts y camisetas y que llevan una pequeña cometa violeta, amarilla y roja, caminan entre las tumbas, cada una marcada con una cruz blanca y una pequeña placa identificando al fallecido. Otro chico descansa sobre otro sepulcro.

Caio, de 11 años, dijo que comenzó a ir al cementerio hace un mes cuando su padre se mudó al barrio. Se queda hasta el anochecer y luego se va a su casa. "No tengo miedo", dijo el niño, "porque vengo aquí y luego me voy a casa con uno de los otros chicos que remontan cometas".