Mundo

En el Sahara, encuentran 92 cadáveres de migrantes de Níger

10 febrero 2014 4:15 Última actualización 31 octubre 2013 11:24

[Níger está posicionado por Naciones Unidas como el país menos desarrollado del mundo. / Bloomberg / Archivo] 


 
Reuters
 
Los cadáveres de más de 92 emigrantes, la mayoría de ellos mujeres y niños, fueron encontrados en el norte de Níger después de que sus vehículos se averiaron cuando intentaban cruzar el desierto del Sahara, declararon funcionarios.
 

Los emigrantes partieron a mediados de octubre en dos camiones desde el pueblo de Arlit en el norte de Níger para cruzar el desierto hasta Tamanrasset, en Argelia, afirmaron.
 
 
Después de que uno de los camiones se averiara, el otro regresó a buscar ayuda pero quedó encallado y los pasajeros intentaron volver caminando.
 
 
El alcalde de Arlit, Maouli Abdouramane, dijo que 92 cadáveres habían sido recuperados después de días de búsqueda, entre los que había 52 niños, 33 mujeres y siete hombres.
 
 
"La búsqueda continúa", dijo el funcionario por teléfono y agregó que las víctimas eran todas de Níger, pero que su destino final no estaba claro.
 
 
Un oficial del Ejército dijo que unas 20 personas sobrevivieron a la travesía. Cinco de ellos caminaron decenas de kilómetros a través del abrasador desierto hasta Arlit para informar a las autoridades.
 
 
La mayoría de las personas que usan la peligrosa ruta a través de las dunas son hombres jóvenes africanos que buscan trabajar en Europa o el norte de Africa, lo que genera cuestionamientos sobre el propósito del convoy cargado de mujeres y niños.
 
 
Cada año muchas personas dejan el empobrecido norte de Níger, posicionado por Naciones Unidas como el país menos desarrollado del mundo, en búsqueda de trabajo.
 
 
Más de 32 mil emigrantes han llegado al sur de Europa desde África en lo que va del año aunque se desconoce si éste era el destino elegido por el grupo de Níger.
 
 
Cientos de ellos que han intentado cruzar el Mediterráneo y han perecido ahogados en los últimos años.
 
 
Dos incidentes separados en el sur de Italia este mes pusieron de relieve los peligros que entraña el viaje, cuando 366 emigrantes eritreos se ahogaron en un naufragio y otros 200 desaparecieron en otro una semana más tarde.