Mundo

En Crimea, Putin celebra el retorno de la península a Rusia

El presidente ruso dijo que la anexión de Crimea es un "retorno a la Patria" y un acto de "justicia histórica y homenaje a la memoria de nuestros antepasados". La visita de Putin fue condenada rápidamente por Ucrania y la OTAN.
AP
09 mayo 2014 11:11 Última actualización 09 mayo 2014 11:29
Vladimir Putin

A bordo de un bote, Putin navegó frente a naves rusas ancladas en la bahía de Sebastopol. (AP)

SEVASTOPOL, Crimea.- El presidente ruso Vladimir Putin celebró el retorno de Crimea a Rusia ante decenas de miles de personas, en su primera visita a la península sobre el Mar Negro desde su anexión. La visita triunfal fue condenada rápidamente por Ucrania y la OTAN.

En Sevastopol, Putin calificó la anexión de Crimea de "retorno a la Patria" y un acto de "justicia histórica y homenaje a la memoria de nuestros antepasados". La península de 20 millones de habitantes había sido territorio ucraniano desde 1954 hasta marzo pasado.

A bordo de un bote, Putin navegó frente a una hilera de naves rusas del Mar Negro ancladas en la bahía de Sevastopol y saludó a los tripulantes. Setenta aviones militares sobrevolaron el lugar y los vecinos de la ciudad salieron a las calles a ver el espectáculo.


Minutos después, el ministerio del Exterior ucraniano acusó a Putin de pisotear la soberanía del país y el derecho internacional, en declaraciones que hizo suyas el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

"Consideramos la anexión rusa de Crimea ilegal, ilegítima y no la reconocemos", dijo Fogh Rasmussen a la prensa en Tallin, Estonia.

"Seguimos considerando a Crimea territorio ucraniano y por lo que sé las autoridades ucranianas no han invitado a Putin a Crimea, de modo que desde ese punto de vista, su visita a Crimea es inapropiada".

El Día de la Victoria es el festejo secular más importante de Rusia y un elemento crucial de su identidad nacional, al rendir homenaje a las fuerzas armadas y los millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial.

En esta ocasión, las relaciones entre Rusia y Occidente sufren la crisis más grave desde la Guerra Fría.