Mundo

El Sisi busca respaldo de una ola de fervor nacionalista en Egipto

En un tono general y sin dar detalles específicos, Abdul Fatá El Sisi está presentándose en medio de su campaña por la presidencia como la solución a los problemas económicos de Egipto.
AP
06 mayo 2014 22:5 Última actualización 06 mayo 2014 22:5
Abdul Fatá El Sisi, el militar que derrocó a Morsi compite por la presidencia de ese país. (Reuters)

Abdul Fatá El Sisi, el militar que derrocó a Morsi compite por la presidencia de ese país. (Reuters)

EL CAIRO, Egipto. En medio de su campaña en busca de la presidencia en Egipto, el ex jefe del ejército, Abdul Fatá El Sisi se está presentando como un líderdisciplinario firme capaz de resolver los crecientes problemas y desórdenes del país con buena planificación y eficiencia, moviéndose entre sentidas expresiones de simpatía por las penurias de los egipcios e impaciencia con el caos y la disensión.

Las presentaciones de Abdul Fatá El Sisi hasta ahora han sido extremamente controladas, e incluyen reuniones con grupos selectos y una entrevista pregrabada con canales televisivos pro militares que fue transmitida en dos partes lunes y martes. Ese muy probablemente va a ser su método a lo largo de la campaña para las elecciones del 26-27 de mayo, si acaso con unas pocas presentaciones en las calles. En un estilo que ha sido criticado tanto por partidarios como por opositores.

1
CASI SEGURO GANADOR

El Sisi es considerado casi seguro ganador de la votación, ayudado por una ola de fervor nacionalista alimentada por la prensa que le elogia como el salvador del país luego que derrocó al presidente islamista Mohamed Morsi a mediados del año pasado tras protestas multitudinarias contra el gobierno.

Ahora, el mariscal de campo de 59 años, que se retiró de las fuerzas armadas en marzo, parece estar tratando de usar ese fervor para promover un mensaje de que el público debe apoyarle.

"Debemos avanzar con saltos", dijo en la segunda mitad de la entrevista, transmitida el martes. "Egipto debe romper el ciclo de pobreza".

Abdul Fatá El Sisi busca persuadir a los egipcios para que voten por él, y así convertirse en el próximo presidente de ese país. (Reuters)
1
SOLUCIONES NO TRADICIONALES

En la entrevista, El Sisi habló en tono general de sus planes para lidiar con los problemas económicos, desde el creciente desempleo y la enorme deuda gubernamental hasta una crisis de energía que ha causado apagones diarios.

Dijo que el Estado asumirá un papel mayor en la administración de la economía, encabezando grandes proyectos, tales como la distribución de tierras a los campesinos y la construcción de infraestructura, e indicó que las compañías estatales y las fuerzas armadas, que tienen amplios intereses económicos, van a desempeñar un papel en el desarrollo.

No dio detalles específicos, pero dijo que sus soluciones no serían "tradicionales" y tendrían un rápido impacto. Por ejemplo, habló de lidiar con la escasez de electricidad haciendo que el Estado importe bombillas de alta eficiencia y asegurándose de que cada vivienda en el país las use para reducir el consumo. Pero no mencionó cómo lidiaría con una reforma a los subsidios de combustible y alimentos de los que depende gran parte de la población, pero que son una carga enorme para el presupuesto.

Se prevé que El Sisi de pocas presentaciones en la calle basando su campaña en los medios grandes como la televisión. (Reuters)

También el martes, una corte egipcia prohibió a líderes del partido del derrocado presidente Hosni Mubarak participar en elecciones de cualquier tipo, un fallo impreciso que podría impedir que exfuncionarios de ese régimen regresen a la política por ahora.