Mundo

El secreto del éxito económico de París está en sus guarderías

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, explica por qué el sistema de guardería de la capital francesa es un factor de sustentabilidad económica para un país y la importancia de éstas para la elección del empleo femenino.
Bloomberg
12 junio 2015 13:2 Última actualización 13 junio 2015 5:0
Salud

Guarderías parisinas reciben a los niños desde los tres meses. (/Archivo)

Puede que París sea la sede de algunas de las compañías más grandes de Europa y también de los mejores museos de arte. Pero la alcaldesa Anne Hidalgo dice que la ventaja clave para competir con las ciudades del mundo es su sistema de guarderías barato y accesible.

En la capital francesa, el 87 por ciento de las mujeres en edad de trabajar lo hacen, en parte gracias a una red de guarderías que recibe a niños desde los tres meses y a un sistema de escuelas públicas que los acepta a partir de los tres años.

“Este modelo da a las mujeres la oportunidad de no verse obligadas a elegir entre tener un hijo y tener vida profesional”, declaró Hidalgo en una entrevista. “Eso es muy importante porque permite que toda la clase media esté en condiciones de trabajar. Será un sostén para la economía, impulsará la economía”.

1
   

     

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo. (Bloomberg)

En el plano nacional, el 83 por ciento de las mujeres francesas de entre 25 y 55 años son trabajadoras, de acuerdo con el instituto nacional de estadística Insee. Esto se compara con alrededor de un 75 por ciento en los Estados Unidos, según la Oficina de Estadísticas Laborales.

Las mujeres parisinas están más presentes que las de otros países en el ámbito empresarial. Las compañías que cotizan en bolsa y tienen su sede en París tienen un promedio de 37.3 por ciento de mujeres en cargos de dirección, frente a un 12 por ciento en Shanghái, 17 por ciento en Tokio, 27 por ciento en Londres y 32 por ciento en Nueva York, de acuerdo con los datos que reunió Bloomberg a partir de las presentaciones de las compañías.

Las madres –y los padres- de Francia tienen otras ventajas respecto de sus pares estadounidenses. El sistema nacional de salud cubre a todos e incluye incentivos para los controles prenatales periódicos. Además, las familias con más de tres hijos reciben un subsidio mensual del gobierno.

CENTROS MUNICIPALES

Alrededor del 45 por ciento de los niños parisinos de edad preescolar asisten a guarderías, frente a un 15 por ciento en el nivel nacional, de acuerdo con los datos de la ciudad de París. En Francia, el sistema de guarderías está dentro de la órbita de las autoridades municipales.

El costo de las guarderías es más bajo para las familias de menores recursos y parte de tan sólo 18 centavos de euro la hora. Quienes reciben un salario neto superior a los  siete mil 145 euros mensuales no están autorizados a utilizarlas y deben hacer arreglos privados, aunque reciben un crédito fiscal por sus costos.

Si bien los parisinos a menudo se quejan de la dificultad de hallar una vacante para sus hijos de tres meses, la situación es mejor que en Nueva York, donde recién este año el alcalde Bill de Blasio pudo lograr su objetivo de ofrecer jardín de infantes universal… para los niños de cuatro años.

El gobierno de Hidalgo ha prometido añadir otras cinco mil vacantes de guardería para 2020 además de las 34 mil existentes.

“A veces los periodistas me preguntan si, teniendo tres hijos, alguna vez me sentí culpable por las elecciones que hice entre mi vida profesional, mi vida política y mi vida familiar, y yo les contesto que no”, dijo Hidalgo la semana pasada. “Nunca me sentí culpable y mis hijos están muy bien. Tenemos que hacer la elección del empleo femenino, es un factor de sustentabilidad económica para un país y una ciudad como los míos”.