Mundo

El rescate fallido de EU

La noche del 4 de julio lo que sería el rescate de rehenes estadounidenses, entre ellos el periodista decapitado por el Estado Islámico, James Foley, fracasó después de que los extremistas se enteraran de las intenciones de EU.
Reuters
23 agosto 2014 15:56 Última actualización 23 agosto 2014 15:56
El 4 de julio, EU incursionó en un campamento del EI con la intención de rescatar a rehenes estadounidenses. (Reuters)

El 4 de julio, EU incursionó en un campamento del EI con la intención de rescatar a rehenes estadounidenses, entre ellos James Foley. (Reuters)

BEIRUT/WASHINGTON.- Poco después de la medianoche del 4 de julio, al menos dos decenas de comandos de la Fuerza Delta de Estados Unidos llegaron en helicópteros Black Hawk fuertemente armados a Akrishi, un pequeño pueblo en la ribera del río Éufrates cerca de la ciudad de Raqqa, al este de Siria.

Antes de aterrizar para buscar a rehenes estadounidenses, entre los que se incluía el periodista James Foley, destruyeron un blanco clave: armas antiaéreas en una base yihadista a unos 5 kilómetros al sureste de la ciudad, un bastión de milicianos del Estado Islámico que buscan construir un régimen islámico monolítico.

El relato previo y otros detalles de la incursión han surgido de testigos que hablaron con un miembro de un grupo activista de la oposición siria, quien se identificó como Abu Ibrahim al Raqaoui.

Raqaoui entregó la información a Reuters en una entrevista a través de Skype desde Siria.

Su grupo también publicó relatos de testigos de la incursión en Facebook poco después de que se realizó. Las versiones, a las que Reuters tuvo acceso, han sido borradas desde entonces.

"La incursión ocurrió poco después de la medianoche", dijo Raqaoui. "Los helicópteros comenzaron destruyendo armas antiaéreas", agregó. Reuters no pudo confirmar su relato.

La Casa Blanca publicó los detalles de la incursión el miércoles, un día después de que yihadistas del Estado Islámico publicaran un video en el que muestran la decapitación de Foley.

La Casa Blanca dijo que los comandos no pudieron hallar a Foley o a los otros rehenes y que se vio obligada a realizar el anuncio luego de que varias organizaciones de noticias estadounidenses se enteraron de la operación.

La incursión del Ejército de Estados Unidos al centro del territorio del Estado Islámico, realizada el Día de la Independencia, terminó en una decepción después de que los soldados no pudieron hallar a los prisioneros.

"INCENDIARON EL CAMPAMENTO"

Luego de aterrizar, los comandos bloquearon el camino principal a Raqqa y se desplazaron hacia una prisión improvisada donde se creía que estaban Foley y otros rehenes, dijo Raqaoui.

Al descubrir que Foley no estaba en el lugar, atacaron la base, que los militantes habían llamado "Bin Laden", en honor al ex líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, dijo Raqaoui. Los comandos estadounidenses lo incendiaron, agregó.

"Según campesinos, ellos quemaron el campamento y mataron a todos los combatientes de ISIS", sostuvo, usando uno de las siglas para referirse al Estado Islámico.

Funcionarios estadounidenses dijeron que "muchos" combatientes del Estado Islámico murieron en la operación y que un soldado resultó el herido cuando un helicóptero recibió disparos. La versión de Raqaoui dice que dos soldados estadounidenses resultaron heridos.

La misión fue autorizada por el presidente Barack Obama y se basó en inteligencia estadounidense, incluida información de rehenes que habían sido liberados, dijo el Gobierno. Funcionarios estadounidenses no pudieron confirmar que la operación se realizó el 4 de julio.

Fue el primer combate directo en terreno entre Estados Unidos y los milicianos del Estado Islámico, y la primera operación de Washington en Siria de la que se tenga conocimiento desde el inicio de la guerra civil en el 2011.

El fracaso de la incursión para rescatar a los rehenes subraya los límites de la inteligencia estadounidense sobre el caótico conflicto en Siria.
"Nosotros creímos tener un buen caso sobre dónde podrían estar ellos", dijo un funcionario estadounidense que rehusó ser identificado.

ALERTARON A LOS MILICIANOS

Una fuente siria cercana al Estado Islámico dijo que los milicianos fueron alertados de la operación cuando los estadounidenses comenzaron a preguntar sobre los rehenes en la ciudad turca de Antioquía, a unos 20 kilómetros de la frontera con Siria.

"Los estadounidenses estaban buscando a sus rehenes y preguntaban sobre cualquier información con desesperación", dijo la fuente, que habló con Reuters bajo condición de anonimato.

"Ellos se reunieron con gente en Antioquía e hicieron preguntas. Posteriormente se esperaba una operación. El Estado (Islámico) anticipó la operación y tomó precauciones. Ellos la esperaban y por eso probablemente cambiaron la ubicación de los rehenes", agregó.

Rami Abdelrahman, fundador del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, dijo que en el momento de la operación el mes pasado, sus activistas en Raqqa recibieron un reporte de una única fuente cercana al Estado Islámico que decía que hubo una incursión de tropas estadounidenses en la zona.

El Observatorio guarda registro de la violencia en la guerra civil siria a través de una red de activistas en todo el país.

"Los residentes dijeron que escucharon el ruido de aeronaves y disparos, pero no sabían más que eso", afirmó.

La fuente cercana al Estado Islámico había dicho en el momento que algunos de los estadounidenses habían muerto, sostuvo Abdelrahman. La fuente dijo que también hubo combatientes del Estado Islámico que resultaron heridos.

El Comité para la Protección de los Periodistas, un grupo estadounidense independiente, estima que en Siria hay dos decenas de periodistas secuestrados, tanto locales como extranjeros, incluido el estadounidense Steven Sotloff, quien apareció al final del video que publicó el martes el Estado Islámico.

Los milicianos que mataron a Foley advirtieron que Sotloff sería el próximo si persisten los ataques aéreos de Estados Unidos.
Aviones de guerra y naves no pilotadas de Estados Unidos han continuado con sus ataques diarios contra posiciones del Estado Islámico en Irak.

Funcionarios de Washington dicen que no han descartado aumentar las acciones militares contra los yihadistas, quienes han redoblado sus amenazas contra Estados Unidos desde que comenzó la campaña aérea en Irak hace dos semanas.

Todas las notas MUNDO
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París
Mugabe se reúne con comandante del Ejército; buscan solución
Estados Unidos pide a ciudades cumplir con normas migratorias
Twitter modifica proceso de verificación de cuentas
Atacante suicida mata a 14 en un acto político en Kabul, Afganistán
Encarcelado activista catalán se postulará a elecciones
Era Mugabe en Zimbabue llega a su fin