Mundo

Aziz se reelige como presidente de Mauritania

El mandatario c triunfó con casi 82% de los votos, según la comisión electoral. El candidato que más se le acercó sólo obtuvo aproximadamente 8%.
Associated Press
22 junio 2014 19:52 Última actualización 22 junio 2014 20:7
presidente de Mauritania,

El presidente de Mauritania, Mohamed Ould Abdel Aziz, deposita su voto en las elecciones celebradas en la ciudad de Nouakchott. (Reuters)

MAURITANIA.- El presidente de Mauritania ganó fácilmente la reelección el domingo después que los principales partidos opositores boicotearon los comicios, anunció el domingo la comisión electoral.

El mandatario Mohamed Ould Abdel Aziz triunfó con casi 82% de los votos, según la comisión. El candidato que más se le acercó sólo obtuvo aproximadamente 8%. El Consejo Constitucional, el más alto tribunal del país de Africa occidental, debe ahora validar los resultados.

Se esperaba que Aziz ganara después que un grupo de los principales partidos de oposición se negaron a participar en los comicios, que calificaron de farsa.

El boicot pareció haber afectado la asistencia a las urnas, que fue de 56% en las elecciones del sábado, menos que en la última votación presidencial pero mayor de lo que muchos esperaban.

Aziz, quien asumió el cargo en un golpe de Estado en el 2008 y ganó las elecciones el año siguiente, ha sido un firme aliado de Occidente en hacer frente a la amenaza cada vez mayor del terrorismo en esta región de África.

Pero ahora enfrenta enormes retos. La inseguridad aumenta en el Sahel, un grupo de países ubicados en la región sur del desierto del Sahara entre los que está Mauritania. Los extremistas islámicos se mueven con libertad en este enorme espacio sin gobierno.

En Malí, vecino de Mauritania, hubo una fuerte ofensiva de combatientes vinculados con al-Qaida en el 2012, hasta que una intervención liderada por Francia los hizo retroceder.

Sin embargo, la economía puede significar un reto incluso mayor. Mauritania es uno de los países más pobres del mundo con una enorme desigualdad económica y social, que se evidencia en la fuerte división entre las personas de ascendencia árabe, que son la élite, y los negros. Aunque es ilegal, la esclavitud persiste.

Biram Ould Dah Ould Abeid, el candidato que quedó en segundo lugar, era descendiente de esclavos y activista contra la esclavitud.