Mundo

El papa Francisco pide trabajo para los jóvenes

10 febrero 2014 4:44 Última actualización 23 julio 2013 6:10

[Reuters]


 
 
 
 
BRASILIA, 22 de julio.–– El papa Francisco llegó a Brasil en su primer viaje internacional desde que fue elegido en marzo y pidió abrir espacios para los jóvenes en tiempos de creciente desempleo y descontento social, mientras la policía dispersó a cientos de personas que protestaban tras la reunión del pontífice y la presidenta Dilma Rousseff.
 
 
Francisco, el primer papa latinoamericano, tuvo un vibrante recibimiento tras recorrer el centro de Río de Janeiro en un modesto automóvil que fue cercado por decenas de personas, en escenas de confusión que expusieron los riesgos de seguridad por su estilo informal.
 
 

“No tengo oro ni plata, pero traigo lo más precioso que me dieron: Jesucristo”, indicó Francisco tras ser recibido por Rousseff en el palacio de Guanabara. “Vengo en su nombre, para alimentar la llama de amor fraterno que arde en cada corazón”, agregó.
 
 

El pontífice hizo un llamado a los jóvenes a evangelizar; les pidió que “vayan más allá de las fronteras de lo humanamente posible, y creen un mundo de hermanos y hermanas”, justo en un país donde hace un mes miles protagonizaron grandes protestas contra la corrupción y los malos servicios públicos.
 
 

Más temprano, en el avión que lo llevaba a Brasil, Francisco declaró que temía una generación perdida por culpa del desempleo.
 
 

El papa presidirá la Jornada Mundial de la Juventud, del 23 al 28 de julio, a la que se espera que asistan millón y medio de personas.
 
 

Rousseff propuso al papa una alianza para combatir las desigualdades y para diseminar por el mundo iniciativas de superación de la pobreza que han sido exitosas en Brasil.
 
 

“Un hombre que viene de nuestra vecina Argentina agrega más condiciones para crear una alianza en el combate a la pobreza y de diseminación de buenas experiencias”, afirmó.
 
 

En tanto, la policía dispersó con gases lacrimógenos a cientos de personas que protestaron frente al palacio de Guanabara contra el gasto público para la visita del papa. Según las autoridades, dos personas resultaron heridas y cuatro más fueron arrestadas. La policía encontró y detonó un explosivo de fabricación casera en el santuario de Aparecida, que el papa Francisco visitará el miércoles.