Mundo

El diario más antiguo
de Venezuela deja de circular por falta de papel

"El Impulso", llamado "decano de la prensa" venezolana suspenderá su edición impresa a partir del 15 de septiembre y hasta nuevo aviso, porque el control de cambios le ha impedido adquirir los insumos necesarios para su operación.
Reuters
10 septiembre 2014 13:24 Última actualización 10 septiembre 2014 14:9
El Impulso, de Venezuela

"Las páginas de este vocero no acompañarán el cafecito de las mañanas", publicó "El Impulso" en un su editorial del miércoles. (Tomada de la página oficial del diario)

CARACAS.- El diario más antiguo de Venezuela, El Impulso, suspenderá su edición impresa a partir de la próxima semana por la falta de papel e insumos como consecuencia de un control de cambios que limita el acceso a las divisas.

La decisión del llamado "decano de la prensa" venezolana es la más reciente de una serie de cierres de diarios de provincias por una severa escasez de bobinas para imprimir sus ediciones, que se inició a mediados del año pasado.

"A partir del lunes 15, y por un tiempo que ansiosamente esperamos sea el más breve posible, las páginas de este vocero no acompañarán el cafecito de las mañanas", dijo El Impulso en un su editorial publicada el miércoles.


El matutino prometió que hará los ajustes necesarios para reanudar operaciones, aunque no dio una fecha.

El diario, fundado en 1904 en la ciudad occidental de Barquisimeto, ya había alertado desde hace dos años de la carencia de insumos y obstáculos para obtener las divisas oficiales para su importación.

Aseguró que la falta de papel es apenas "un eslabón en la pesada cadena de adversidades" que le impedirán seguir circulando y nombró, entre ellas, a la crisis económica que atraviesa el mayor exportador de crudo de Sudamérica.

En el último año, los medios impresos más grandes del país han logrado mantener su circulación reduciendo al mínimo sus páginas y en el interior del país algunos dejaron de circular los fines de semana.

El Impulso pudo aguantar gracias a una donación de bobinas de papel de la Asociación Colombiana de Editores y Medios Informativos (Andiarios).

Venezuela lleva 11 años bajo un estricto control cambiario y, desde que el presidente Nicolás Maduro asumió el poder en abril de 2013, ha tenido que enfrentar una merma en el flujo de venta de las divisas que administra el Estado.

Los críticos de Maduro sostienen que el cierre de algunos medios por la falta de papel es un atentado contra la libertad de expresión.

Sin embargo, el mandatario acusa a los medios de vetar los logros de 15 años de socialismo. Por ello, a principios de semana dijo que pronto verían la luz dos nuevos diarios progubernamentales.