Mundo

El implacable calentamiento terrestre marca un nuevo récord

Las altas temperaturas rompen registros mes a mes, y hay un 99% de posibilidades de que 2016 sea el año más cálido de la historia, según especialistas.
Bloomberg
19 mayo 2016 12:12 Última actualización 19 mayo 2016 12:32
calentamiento global

(Bloomberg)

La cantidad de récords climáticos que se han batido en los últimos años es sorprendente, pero aquí viene un nuevo indicador a sumarse: no sólo experimentamos el abril más cálido en 137 años de registros, sino que fue el decimosegundo mes consecutivo que estableció un récord.

Es incesante. Mayo de 2015 fue el mayo más caluroso según registros que se remontan a 1880. Le siguió el junio más cálido. Luego llegaron los récords de julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero, febrero y –según informó el miércoles la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA por la sigla en inglés)- el abril más caluroso.

En una era de temperatura en ascenso, los récords mensuales de calor han pasado a ser habituales. Así y todo, una serie de 12 es algo sin precedentes.


Tal vez sea aún más notable la magnitud de los nuevos récords. Las cifras de los últimos meses son tales, que apenas cuatro meses después de iniciado 2016 ya hay más de 99 por ciento de probabilidades de que este año sea el más cálido de que se tenga registro, según Gavin Schmidt, que dirige el Instituto Godard de Estudios Espaciales de la NASA.

Si Schmidt está en lo cierto, 2016 será el tercer año consecutivo en establecer un nuevo récord global de calor, y sería la primera vez que pasara. Hasta ahora, 15 de los 16 años más cálidos que se hayan registrado correspondieron al siglo XXI.

Los resultados de las principales organizaciones que observan el clima tienen leves variaciones, y la Administración Espacial y Aeronáutica Nacional dice que abril es sólo el séptimo mes consecutivo que bate un récord. Pero la NASA, la NOAA y la Agencia Meteorológica de Japón coinciden en que las cifras de 2016 no tienen rival en el registro climático moderno.

1
‘EL NIÑO’

 

árido

Un mapa de la NASA muestra la distribución del calor en el mundo el mes pasado: las temperaturas más altas correspondieron al Ártico, donde el nivel de hielo es en extremo bajo para el momento del año. Al llegar al verano, es probable que el casquete de hielo sea el más pequeño de la historia.

Sin duda parte de ello es consecuencia del patrón meteorológico llamado ‘El Niño’ en el Océano Pacífico. ‘El Niño’ podría estar llegando a su fin y pasaría este verano al fenómeno más frío La Niña para el momento en que la cobertura de hielo del Ártico llegue al nadir, según el Centro de Pronóstico Climático de la NOAA.

El organismo estima que hay un 75 por ciento de probabilidades de que este año se desarrolle el fenómeno llamado La Niña.

Más allá de esas variaciones cíclicas, sin embargo, no parece haber escapatoria a la tendencia de un planeta que se calienta con rapidez.

Lo que tal vez sea más preocupante es que, a juzgar por las recientes tendencias, no pasará mucho tiempo antes de que el calor récord de este año parezca fresco en comparación con lo que vendrá.