El chavismo venezolano inicia primer congreso sin Hugo Chávez
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El chavismo venezolano inicia primer congreso sin Hugo Chávez

COMPARTIR

···
Mundo

El chavismo venezolano inicia primer congreso sin Hugo Chávez

En el Congreso de 6 días, los 537 delegados, que representan a los 7.6 millones de militantes del mayor movimiento político del país, debatirán propuestas, rendirán homenaje al fallecido Chávez y nombrarán a Maduro como nuevo presidente del partido.

Reuters
26/07/2014

CARACAS.- El gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) inició el sábado el primer congreso sin su fundador, Hugo Chávez, en medio de un naciente descontento de su militancia y críticas al liderazgo del presidente Nicolás Maduro.

Durante seis días, 537 delegados que representan a los 7.6 millones de militantes del mayor movimiento político del país, debatirán propuestas, rendirán homenaje al fallecido Chávez y nombrarán a Maduro como nuevo presidente del partido.

Y las bases buscarán hacerse oír luego de semanas de polémica que se iniciaron en junio tras la destitución del ex ministro de Planificación, Jorge Giordani, artífice del control de cambios que rige en Venezuela desde el 2003.

,,

Tras ser despedido, Giordani, un cercano aliado de Chávez, denunció corrupción dentro del chavismo y levantó su dedo fiscalizador contra la "falta de liderazgo" de Maduro que ha ocasionado, escribió, una "sensación de vacío de poder".

"Podría haber habido un derramamiento de sangre pero (los chavistas) han sido capaces de apaciguarlo", dijo a Reuters el veterano analista de Venezuela David Smilde, de la Universidad de Tulane, en Estados Unidos.

"(Durante el congreso) ellos van a dejar de lado las preguntas difíciles. Luego, en agosto, van a hacer lo que tienen que hacer. Lo qué tienen en mente es un cambio lento, como un barco grande virando", agregó Smilde vía telefónica.

El PSUV vio la luz a principios del 2008 reemplazando al Movimiento Quinta República que llevó a la presidencia al fallecido líder socialista en 1999. Desde entonces, ganó todas las elecciones en las que participó y, bajo la dirección de Chávez, siempre mostró -al menos hacia afuera- una unidad inquebrantable.

Sin embargo, tras la muerte de Chávez en marzo del año pasado, las voces disidentes se han dejado escuchar reclamando por la crisis económica que engloba la inflación más alta de América, débil crecimiento económico, escasez esporádica de bienes básicos y fallas constantes en los servicios públicos.

"Estamos en una etapa de crisis, de agudización de las tensiones entre la revolución y la contrarrevolución", escribió la organización de izquierda Marea Socialista.

Pero Maduro no ha visto con buenos ojos el reclamo público.

"Mientras que uno u otro, llamado intelectual, preste su pluma al imperio (...) a la causa antipatria, hay miles de leales líderes, hombres y mujeres", dijo a mediados de semana.

"Podemos decir que la revolución bolivariana que fundó Chávez está de pie, está más fuerte que nunca", agregó.

OPOSICIÓN SIN BRÚJULA

La oposición, en tanto, intenta reagruparse y ganar terreno ante los desatinos del Gobierno y de un creciente malestar por la alta inflación y la inseguridad personal. Pero para la alianza opositora MUD las cosas tampoco son fáciles.

Desde la cárcel, Leopoldo López, detenido en febrero acusado de promover unas violentas protestas estudiantiles, ha ordenado a sus seguidores trabajar por la convocatoria a una asamblea nacional constituyente para refundar el país.

De otro lado, la ex parlamentaria María Corina Machado está recorriendo Venezuela para tratar de aglutinar a los opositores no identificados con los partidos políticos y ha asomado su intención de convocar en agosto a un evento similar al congreso del PSUV pero con la oposición.

Por su parte, el líder de la oposición y dos veces candidato presidencial Henrique Capriles es partidario de acumular votos a partir del descontento con la situación económica del país petrolero.

Pero muchos le exigen resultados inmediatos a Capriles y, sin elecciones en el corto plazo, -hasta septiembre del 2015- su estrategia carece de apoyo.

"La MUD debe resolver sus diferencias y enviar un mensaje unitario. Ya basta de las peleas infantiles (...) de tensiones entre Henrique Capriles y Leopoldo López. Ya basta de convertir la MUD en una piñata de feria dominguera", dijo en la semana.

"La MUD tiene que ser parte de las soluciones del país y no de los problemas; el Gobierno ya ha creado suficientes".