Mundo

'El Chapo' no está en Argentina, asegura gobierno 

El secretario de Seguridad de Argentina, Sergio Berni dijo que se "ha descartado la veracidad de la información" basada en una "llamada" que fue rastreada, por lo que "todo ha vuelto a la normalidad".
AP
09 noviembre 2015 8:27 Última actualización 09 noviembre 2015 8:27
El Chapo, tras su captura en 2014. (Cuartoscuro)

El Chapo, tras su captura en 2014. (Cuartoscuro)

BUENOS AIRES. El gobierno argentino descartó que el narcotraficante mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán esté en Argentina luego de concluir que no es veraz una versión que señalaba la posibilidad de que el fugitivo estuviese en el sur del país.

El secretario de Seguridad Sergio Berni dijo a la radio La Red que se "ha descartado la veracidad de la información" basada en una "llamada" que fue rastreada, por lo que "todo ha vuelto a la normalidad".

El pasado viernes, las autoridades argentinas recibieron un alerta de que Guzmán se encontraría en el sur del país, en algún punto en la frontera con Chile.

"Todo comenzó con un llamado y a partir de allí se desencadenan los protocolos, por un lado reforzar los sistemas de seguridad, se descarta o no la veracidad de la información. Se entrecruzó información con la Agencia Federal de Inteligencia (de Argentina), junto con el FBI (oficina federal de investigación estadounidense) rastreamos la llamada, encontramos quién la hizo y lo pusimos a disposición de la justicia", explicó el funcionario.

Berni dio a entender además que el fugitivo mexicano tampoco se encuentra en Chile.

Efectivos de distintas fuerzas de seguridad fueron desplegados durante el fin de semana en la Patagonia en busca de Guzmán.

El líder del Cartel de Sinaloa y uno de los criminales más buscados del mundo escapó en julio de una prisión de máxima seguridad del Estado de México a través de un túnel.

Semanas atrás el gobierno mexicano informó que 'El Chapo' había huido de la más reciente operación de búsqueda, aunque herido en una pierna y el rostro.

Guzmán Loera se había fugado por primera vez de una cárcel en 2001.