Mundo

Elecciones en España se celebrarían el 20 de diciembre: Rajoy

En una entrevista a la cadena COPE, el presidente del Gobierno español comentó que la cita electoral se podría celebrar en diciembre próximo; también dijo estar abierto a lograr acuerdos postelectorales en un escenario multipartidista como el que plantean los sondeos.
Reuters
03 septiembre 2015 6:43 Última actualización 03 septiembre 2015 8:26
Mariano Rajoy

El conjunto de iniciativas fue presentado ante el congreso español. (Reuters)

MADRID.- El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, sugirió
que las elecciones generales en España probablemente se realizarán el 20 de diciembre, una vez aprobadas las cuentas públicas para 2016.

El líder conservador -cuyo partido ganaría los comicios pero sin la mayoría absoluta de hace cuatro años, según sondeos- adelantó en primera instancia en una entrevista con una emisora local que la cita electoral sería en diciembre, pero sin especificar fecha.

Ante reiteradas preguntas del entrevistador sobre si podía sacar el titular de que las elecciones serían en el penúltimo domingo del año, el presidente dijo a la Cadena COPE: "Pues saque usted ese titular: Lo más probable es que el 20 de diciembre haya elecciones en España".

Rajoy defendió en la entrevista la labor de su gobierno y dijo confiar en que los españoles podrán apreciar los esfuerzos llevados a cabo para cimentar las bases de la recuperación económica.

"En tres años el cambio que se ha producido en España ha sido muy grande. Tenemos que perseverar en las mismas políticas, porque han sido eficaces, útiles y positivas para los españoles", dijo.

El presidente del Partido Popular (PP), que dijo estar abierto a llegar a acuerdos postelectorales en un escenario multipartidista como el que plantean los sondeos, pidió que se dejara gobernar a la formación más votada.

"Espero que no se repitan coaliciones cuyo único objetivo es que no gobierne el Partido Popular", dijo en referencia a las alianzas posteriores a las elecciones locales del 24 de mayo que despojaron del poder al PP en regiones y ciudades que gobernaba desde hace décadas.

Consultado por las elecciones autonómicas catalanas, que en septiembre antecederán a las generales y que han sido convocadas a modo de plebiscito, Rajoy se mostró convencido de que Cataluña no iba a dejar de formar parte de España.

"Le aseguro que la independencia de Cataluña no se va a producir en ningún caso, eso es un disparate", dijo el presidente del gobierno español.

"(La independencia) supondría irse de España, de la UE (...) esto (...) genera incertidumbre y dudas y que afecta a la recuperación económica", comentó.