Egipto critica decisión de EU de detener ayuda; Kerry dice que la medida no afecta relaciones
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Egipto critica decisión de EU de detener ayuda; Kerry dice que la medida no afecta relaciones

COMPARTIR

···
Mundo

Egipto critica decisión de EU de detener ayuda; Kerry dice que la medida no afecta relaciones

10/10/2013

 
Reuters

EL CAIRO- Egipto criticó el jueves la decisión de Estados Unidos de detener la ayuda al Gobierno respaldado por el Ejército, después de una represión contra los Hermanos Musulmanes que dejó al país sumido en una violenta crisis política.

"La decisión fue incorrecta. Egipto no se rendirá a la presión estadounidense y continúa su camino hacia la democracia como establece la hoja de ruta", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Badr Abdelatty, a una radio privada de Egipto.

Abdelatty dijo luego en un comunicado que la decisión "planteaba preguntas serias sobre la disposición de Estados Unidos para brindar apoyo estratégico estable a los programas de seguridad para Egipto".

En tanto, el diario privado Tahrir, de tendencia anti-islamista, fue aún más audaz en su crítica, con un titular que decía "Dejen que la ayuda estadounidense se vaya al diablo".

Washington enfrenta un dilema al lidiar con un importante aliado regional que controla el estratégico Canal de Suez y comparte frontera con Israel, pero cuyo Ejército derrocó al primer presidente elegido libremente, Mohamed Mursi, después de protestas masivas en su contra.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo el jueves que la decisión de su país no significaba que Washington estuviera afectando sus relaciones con El Cairo.

"El Gobierno interino entiende muy bien nuestro compromiso con el éxito de este Gobierno, que queremos ver alcanzado, y de ninguna manera esto es una retirada de nuestra relación o un endurecimiento de nuestro serio compromiso para ayudar al Gobierno", dijo Kerry a periodistas después de llegar a Malasia.

Estados Unidos anunció el miércoles que retirará la entrega de tanques, aviones de combate, helicópteros y misiles así como una ayuda de 260 millones de dólares en efectivo, pero dejó intactos otros programas de asistencia.

La posición estadounidense subraya el dilema y también expone las diferencias con Arabia Saudita, el aliado clave del Golfo, que ha apoyado la remoción de Mursi y ha prodigado ayuda financiera al nuevo Gobierno.

También plantea la pregunta de si Egipto, el segundo mayor receptor de asistencia estadounidense después de Israel, podría pedir más ayuda militar.

La decisión fue tomada pendiente del progreso en temas de democracia y derechos humanos, pero el Departamento de Estado dijo que continuará con el apoyo militar contra el terrorismo, la proliferación y a favor de la seguridad en la península del Sinaí, que comparte frontera con Israel, aliado de Washington.

También continuará entregando financiamiento en áreas como educación, salud y el desarrollo del sector privado.
 
El Ejército destituyó a Mursi en julio, instaló un Gobierno interino y presentó una "hoja de ruta" política en la que promete realizar elecciones justas.

Los Hermanos Musulmanes se niegan a trabajar con el Ejército porque dicen que los militares realizaron un golpe de Estado y sabotearon los logros democráticos de Egipto después de que una revuelta derrocó al autócrata presidente Hosni Mubarak en 2011.