Mundo

Dos tipos, dos bicicletas
y un plan para mejorar el mundo

No sólo aplican en su día a día acciones para ayudar a mejorar el mundo, al recorrer casi diez kilómetros de sus casas en Brooklyn a sus oficinas en Manhattan, sino que lograron crear un plan para invertir el dinero de las familias más ricas en ello.
Bloomberg
23 marzo 2015 20:18 Última actualización 23 marzo 2015 22:12
Adam Wolfensohn y Jason Scott diariamente van en bicicleta de sus casas en Brooklyn a Manhattan. (Bloomberg)

Adam Wolfensohn y Jason Scott diariamente van en bicicleta de sus casas en Brooklyn a Manhattan. (Bloomberg)

Adam Wolfensohn y Jason Scott idearon un plan para invertir el dinero de familias ricas y atacar algunos de los problemas más complejos de la sociedad recorriendo seis millas diarias juntos en bicicleta desde sus hogares en Brooklyn hasta sus oficinas en Manhattan.

El dúo decidió fusionar el fondo de capital riesgo de Wolfensohn, que invierte en energía limpia y servicios financieros en países en desarrollo, con Eko Asset Management Partners de Scott, que se especializa en mercados ecológicos como la pesca y la forestación sustentables. La nueva firma, que comenzó hoy con el nombre de Encourage Capital, espera atraer una cifra superior a los 250 millones de dólares que recaudaron por separado durante los últimos siete años ofreciendo un rango más amplio de inversiones.

“Son personas con las habilidades de banqueros de inversión que quieren mejorar el mundo”, dijo Mark Tercek, máximo responsable ejecutivo de Nature Conservancy y exejecutivo de Goldman Sachs Group Inc. durante 24 años. “Están en condiciones de facilitar, y ciertamente, creo que tendrán éxito”.

Las firmas se unen en momentos en que las personas más ricas del mundo tienen más de 152 billones de dólares a su disposición y se proponen, en un número pequeño pero cada vez mayor, utilizar su fortuna para erradicar la enfermedad, alejar a la gente de la pobreza o luchar contra el cambio climático –obteniendo a la vez ganancias. El interés creciente en la inversión de impacto también está incrementando la competencia. El número de gerentes de cartera como Encourage ha crecido más del doble en los últimos seis años hasta 449, según Cambridge Associates.


INVERSIÓN DE IMPACTO

Wolfensohn Fund Management fue fundado en 2008 por el ex presidente del Banco Mundial, James D. Wolfensohn. Su principal fondo ha invertido en energía renovable y empresas en mercados emergentes como Ujjivan Financial Services, que presta a mujeres pobres en India.

Eko, una firma de gestión de inversiones y asesoramiento, fue cofundada en 2007 por Scott y Ricardo Bayon. Ha comprado créditos por emisiones de carbono para California además de recibir subsidios destinados a diseñar estrategias de financiamiento para conservación de la pesca en América Latina y Filipinas de organizaciones como la Fundación Rockefeller y Bloomberg Philanthropies –el instrumento de beneficencia de Michael Bloomberg, dueño mayoritario de Bloomberg LP, que es la sociedad matriz de Bloomberg News.

“La idea no es decir qué bueno sería resolver estos problemas’”, dijo Scott, de 46 años, refiriéndose a temas como la pesca excesiva y la conservación de tierras. “Debemos resolverlos. Eso derivará en definitiva en mercados de capital sustentables a más largo plazo”.

Tercek, cuyo Nature Conservancy cuenta con un presupuesto operativo de casi 600 millones de dólares, dijo que las empresas de inversión de impacto están ayudando a organizaciones sin fines de lucro a recaudar capital en forma eficiente.

El año pasado, el equipo con sede en Arlington, Virginia, colaboró con Eko y otros, incluido JPMorgan Chase Co., para crear NatureVest. A través de este programa, Nature Conservancy compró tierras en el estado de Washington y Montana por 134 millones de dólares, y realizó una inversión de 7 millones de dólares en el acceso a la cadena de abastecimiento para arrieros de ganado de invernada en Kenia.