Mundo

Capturan a sospechoso de asesinato de 2 policías en Iowa

Scott Michael Greene, de 46 años, es el sospechoso del asesinato de un policía de Des Moines y otro de Urbandale la madrugada del miércoles. Los dos agentes fueron baleados separadamente cuando estaban sentados en sus patrullas.
Agencias
02 noviembre 2016 6:17 Última actualización 02 noviembre 2016 9:28
Scott Michael Greene, sospechoso, emboscada, policías, Iowa

Scott Michael Greene fue arrestado sin incidentes el miércoles por la mañana en el condado Dallas. (Reuters)

DES MOINES.- La policía arrestó al sospechoso del asesinato horas antes de dos policías en ataques separados en el área de Des Moines, Iowa.

El sargento de la policía de Des Moines Paul Parizek dijo que Scott Michael Greene fue arrestado sin incidentes el miércoles por la mañana en el condado Dallas, apenas al oeste de la ciudad.

Greene es el sospechoso del asesinato de un policía de Des Moines y otro de Urbandale la madrugada del miércoles.

Los dos agentes fueron baleados separadamente cuando estaban sentados en sus patrulleros, en lo que las autoridades describieron como ataques estilo emboscada.



Uno de los policías fue hallado muerto cerca de la 01.00 hora local en Urbandale, un suburbio pudiente de Des Moines. El segundo oficial fue encontrado alrededor de la 01.30 dentro de la ciudad. Sus identidades podrían hacerse públicas al mediodía, pero todavía se estaba notificando a las familias.

"Estos oficiales fueron emboscados", afirmó el portavoz del Departamento de Policía de Des Moines, Paul Parizek, en una conferencia de prensa, agregando que fueron abatidos mientras estaban sentados en sus patrulla, a unos 3 kilómetros de distancia entre ellos.

"Ahora mismo hay un peligro claro y presente para los oficiales de policía", agregó, asegurando que se desplegó un operativo en la zona para hallar al sospechoso o sospechosos.

"Un ataque contra funcionarios de seguridad pública es un ataque a la seguridad pública de todos los habitantes de Iowa", dijo en un comunicado Ben Hammes, portavoz del gobernador Terry Branstand.

"Pedimos a todos los ciudadanos de Iowa que apoyen a nuestros funcionarios de seguridad para llevar ante la justicia a los sospechosos", añadió.

Antes de los tiroteos de Iowa, 50 policías habían muerto por disparos de arma -dos de forma accidental- durante el cumplimiento del deber este año en Estados Unidos, según el sitio web Officer Down Memorial, que lleva un recuento.

Agentes de Dallas, Texas, y Baton Rouge, Luisiana, fueron objetivos de emboscadas letales a principios de año, después de que la policía mató a dos hombres negros en incidentes separados en un suburbio de Minnesota y en la misma Baton Rouge. Agentes de Filadelfia también fueron blancos deliberados de un hombre armado dos veces este año.

Con información de AP y Reuters