Mundo

Tres ataques explosivos en Bagdad dejan 70 muertos

Un atentado suicida en un mercado en el distrito de al-Shaab, en Bagdad dejó 38 muertos y más de 70 heridos, mientras que un coche bomba en el barrio de al-Rasheed provocó la muerte de 19 personas. Otra explosión se registro al sur con seis muertos.
Reuters
17 mayo 2016 6:21 Última actualización 17 mayo 2016 11:53
Etiquetas
Irak

El atacante en el mercado en el distrito de al-Shaab detonó un chaleco con explosivos en coordinación con una bomba colocada. (Reuters)

BAGDAD.- Tres atentados con bomba acabaron con la vida de al menos 72 personas y dejaron más de 140 heridos en Bagdad, dijeron fuentes policiales y médicas, ampliando la cifra de víctimas de la peor serie de ataques que sufre la capital de Irak en lo que va de año.

Un atentado suicida, reivindicado por ISIS, en un mercado en el distrito de al-Shaab, en el norte de Bagdad, dejó 38 muertos y más de 70 heridos, mientras que un coche bomba en la cercana Ciudad Sadr dejó al menos 28 muertos y 70 heridos.

Otro coche bomba en el barrio suní-chií de al-Rasheed, en el sur de la capital, dejó seis muertos y 21 heridos, dijeron las fuentes, en lo que un portavoz militar describió como un ataque suicida.

La seguridad ha mejorado hasta cierto punto en Bagdad en los últimos años, pese a que el grupo militante suní ISIS capturó territorios del país casi hasta la salida de la capital.

Ataques reinvindicados por ISIS en la ciudad y sus alrededores la semana pasada provocaron la muerte de más de 100 personas, dando pie a la ira en las calles por el fracaso del Gobierno para garantizar la seguridad.

Existen temores de que Bagdad vuelva a caer en el baño de sangre de hace una década, cuando atentados suicidas por disputas sectarias dejaron decenas de muertos cada semana.

Eso ha elevado la presión sobre el primer ministro Haider al-Abadi para resolver una crisis política o arriesgarse a perder el control de partes de Bagdad, incluso mientras los militares desarrollan una contraofensiva contra ISIS en el norte y oeste de Irak con ayuda de una coalición liderada por Estados Unidos.

Un portavoz del Comando de Operaciones de Bagdad dijo a la televisión estatal que el atacante en al-Shaab detonó un chaleco con explosivos en coordinación con una bomba y que las primeras investigaciones revelaron que el atacante fue una mujer.