Mundo

Doble atentado suicida en ciudad siria de Homs deja 25 muertos

Un kamikaze que hizo explotar el coche que conducía en el control militar del barrio de Al Zahra y luego un segundo hizo estallar el cinturón de explosivos que llevaba adherido a su cuerpo cuando la gente ayudaba a las víctimas del primer ataque.
Notimex
26 enero 2016 11:5 Última actualización 26 enero 2016 11:6
Homs Siria ataque suicida

El doble ataque se registró en el del barrio de Al Zahra. (Reuters)

DAMASCO.- Al menos 25 personas, entre ellas dos oficiales del ejército, murieron y más de 100 resultaron heridas durante un doble atentado suicida del Estado Islámico (EI) contra un puesto de control militar en la ciudad de Homs, en el oeste de Siria.

Los atentados fueron cometidos por dos kamikazes que llegaron en automóvil a un control militar del barrio de Al Zahra, mismo que ha sido blanco de ataques en los últimos meses, informó el gobernador de Homs, Talal Barazi.

Un kamikaze que hizo explotar el coche que conducía en el control militar y luego un segundo hizo estallar el cinturón de explosivos que llevaba adherido a su cuerpo cuando la gente ayudaba a las víctimas del primer ataque.

La televisión siria transmitió imágenes de las secuelas de ambos atentados en Homs, mostrando daños a tiendas, carros y apartamentos en el barrio de Al Zahra, habitada en su mayoría por miembros de la secta alauita a la que pertenece el presidente Bashar al Assad.

La agencia siria de noticias SANA precisó que al menos 20 personas murieron en el doble atentado, pero el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres pero que cuenta con una amplia red de activistas en el país, elevó la cifra de muertos a 25.

El pasado 28 de diciembre, un atentado en Al Zahra dejo 14 muertos y 132 heridos, mientras el 12 de ese mismo mes 16 personas perdieron la vida y 54 resultaron con lesiones al estallar un coche bomba en el mismo barrio.

A principios de diciembre, cientos de rebeldes abandonaron Waer, el último barrio que todavía controlaban en Homs, tras un acuerdo de alto al fuego supervisado por las Naciones Unidas que abrió la vía para que el régimen sirio retome totalmente el control de esa ciudad.

Homs, que fue conocida como la “capital de la revolución”, es la tercera mayor ciudad de Siria y fue una de las primeras en levantarse contra el régimen de Damasco en 2012.

Desde entonces, las fuerzas gubernamentales han logrado expulsar a la mayoría de los insurgentes que estaban en la localidad y gran parte de la ciudad ha quedado destruida.