Mundo

Discurso de Obama sobre relación con Cuba

A continuación el discurso íntegro del presidente estadunidense Barack Obama con el que anunció los cambios más significativos en la relación de su país y Cuba.

17 diciembre 2014 15:48 Última actualización 17 diciembre 2014 21:7
El mandatario estadounidense dio hoy un discurso sobre la nueva relación entre EU y Cuba. (AP)

El mandatario estadounidense dio hoy un discurso sobre la nueva relación entre EU y Cuba. (AP)

Buenas tardes. El día de hoy, los Estados Unidos de América está cambiando su relación con el pueblo de Cuba.

En los cambios más significativos de nuestra política en más de cincuenta años, vamos a terminar con un enfoque anticuado que, durante décadas, no ha logrado avanzar en nuestros intereses, y en su lugar vamos a normalizar las relaciones entre nuestros dos países. A través de estos cambios, tenemos la intención de crear más oportunidades para el pueblo estadounidense y cubano, y comenzar un nuevo capítulo entre las naciones de las Américas.

Hay una complicada historia entre Estados Unidos y Cuba. Nací en 1961 - poco más de dos años después de que Fidel Castro tomó el poder en Cuba, y sólo unos meses después de la invasión de Playa Girón, que trató de derrocar a su régimen. Durante las próximas décadas, la relación entre nuestros países jugó en el contexto de la Guerra Fría, y firme oposición de Estados Unidos al comunismo. Estamos separados por poco más de 90 kilómetros. Pero año tras año, una barrera ideológica y económica se endureció entre nuestros dos países.


Mientras tanto, la comunidad cubana exiliada en los Estados Unidos hicieron enormes contribuciones a nuestro país - en la política y los negocios, la cultura y los deportes. Antes, como inmigrantes, los cubanos ayudaron a rehacer Estados Unidos, pero también sentían un anhelo doloroso por la tierra y las familias que dejaron atrás. Todo ello ligado a una relación única con Cuba, a la vez familiar y de enemigos.

Con orgullo, los Estados Unidos ha apoyado la democracia y los derechos humanos en Cuba a través de estas cinco décadas. Lo hemos hecho principalmente a través de políticas que tenían como objetivo aislar a la isla, lo que impide el viaje más básico y el comercio que los estadounidenses pueden disfrutar en cualquier otro lugar. Y aunque esta política se ha basado en la mejor de las intenciones, ninguna otra nación se une a nosotros en la imposición de estas sanciones, y ha tenido poco efecto más allá de proporcionar el gobierno cubano con una justificación de las restricciones a su gente. Hoy, Cuba sigue siendo gobernada por los Castro y el Partido Comunista que llegó al poder hace medio siglo.

Ni el pueblo norteamericano, ni cubanos están siendo beneficiados por una rígida política que tiene sus raíces en los acontecimientos que tuvieron lugar antes de que la mayoría de nosotros naciéramos.

Considere la posibilidad de las relaciones de más de 35 años que hemos tenido con China - un país mucho más grande también gobernado por un partido comunista. Hace casi dos décadas, restablecimos relaciones con Vietnam, donde peleamos una guerra que se cobró más estadounidenses que cualquier confrontación de la Guerra Fría.

Es por eso que - cuando entré en la administración - le prometí a reexaminar nuestra política con Cuba. Como punto de partida, levanté las restricciones para los cubano-estadounidenses para viajar y enviar remesas a sus familiares en Cuba. Estos cambios, una vez polémico, ahora parecen obvios. Los cubanoamericanos se han reunido con sus familias, y son los mejores embajadores posibles para nuestros valores. Y a través de estos intercambios, una generación más joven de los cubano-americanos ha cuestionado cada vez más el enfoque que mantiene Cuba cerrada desde un mundo interconectado.

Aunque he estado dispuesto a tomar medidas adicionales para algún tiempo, un gran obstáculo estaba en nuestro camino - el encarcelamiento injusto de un ciudadano estadounidense en Cuba, el subcontratista de la USAID, Alan Gross, por cinco años. Durante muchos meses, mi gobierno ha mantenido conversaciones con el gobierno cubano sobre el caso de Alan, y otros aspectos de nuestra relación. Su Santidad Francisco me llamó y al presidente de Cuba, Raúl Castro, instándonos a resolver el caso de Alan, y para hacer frente a los intereses de Cuba en la liberación de tres agentes cubanos que han sido encarcelados en los Estados Unidos por más de 15 años.

Hoy en día, Alan regresó a casa para reunirse con su familia por fin. Alan fue liberado por el gobierno de Cuba por razones humanitarias.

Por otra parte, a cambio de los tres agentes, Cuba liberó a uno de los agentes de inteligencia más importantes que Estados Unidos ha tenido y que ha sido encarcelado durante casi dos décadas. Este hombre, cuyo sacrificio se ha conocido por sólo unos pocos en Estados Unidos, nos ha permitido detener a la red de agentes cubanos que incluían los hombres trasladados a Cuba hoy, así como otros espías en los Estados Unidos. Este hombre ahora está seguro en nuestras costas.

Habiendo recuperado estos dos hombres que se sacrificaron por nuestro país, ahora estoy tomando pasos para colocar los intereses de los pueblos de ambos países en el centro de nuestra política.

En primer lugar, he instruido secretario Kerry para comenzar de inmediato las conversaciones con Cuba para restablecer las relaciones diplomáticas que han sido cortadas desde enero de 1961. En el futuro, los Estados Unidos restablecerá una embajada en La Habana, y funcionarios de alto rango visitarán Cuba.

Donde podamos promover los intereses compartidos, lo haremos - en temas como la salud, la migración, la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y la respuesta a desastres. De hecho, hemos visto los beneficios de la cooperación entre nuestros países antes. El cubano Carlos Finlay, quien descubrió que los mosquitos llevan la fiebre amarilla, ayudó a Walter Reed a luchar contra ella. Cuba ha enviado a cientos de trabajadores de la salud a África para luchar contra el Ébola, y creo que los trabajadores de la salud cubanos y norteamericanos deben trabajar codo con codo para detener la propagación de esta enfermedad mortal.

Ahora, donde no estamos de acuerdo, vamos a plantear esas diferencias directamente - vamos a seguir discutiendo en temas relacionados con la democracia y los derechos humanos en Cuba. Pero creo que podemos hacer más para apoyar al pueblo cubano y promover nuestros valores a través del compromiso. Después de todo, estos 50 años han demostrado que el aislamiento no ha funcionado. Es hora de un nuevo enfoque.

En segundo lugar, he instruido secretario Kerry para revisar la designación de Cuba como un estado patrocinador del terrorismo. Esta opinión se regirá por los hechos y la ley. El terrorismo ha cambiado en las últimas décadas. En un momento en que estamos enfocados en las amenazas de Al Qaeda para ISIL, una nación que cumpla con las condiciones y la renuncia al uso del terrorismo no debería enfrentarse a esta sanción.

En tercer lugar, estamos tomando medidas para aumentar los viajes, el comercio y el flujo de información desde y hacia Cuba. Esto es fundamentalmente acerca de la libertad y la apertura, y expresa también mi creencia en el poder del compromiso de pueblo a pueblo. Con los cambios que estoy anunciando hoy, será más fácil para los estadounidenses viajar a Cuba, y los estadounidenses serán capaces de utilizar tarjetas de crédito y débito en la isla. Nadie representa los valores de Estados Unidos mejor que el pueblo estadounidense, y creo que este contacto en última instancia, hará más para empoderar al pueblo cubano.

También creo que más recursos deben ser capaces de llegar al pueblo cubano. Así que estamos aumentando significativamente la cantidad de dinero que puede ser enviado a Cuba, y la eliminación de los límites a las remesas que apoyan proyectos humanitarios, el pueblo de Cuba, y el sector privado cubano emergente.

Creo que las empresas estadounidenses no se deben poner en desventaja, y que el aumento del comercio es bueno para los estadounidenses y para los cubanos. Así que vamos a facilitar las transacciones autorizadas entre Estados Unidos y Cuba. Las instituciones financieras estadounidenses podrán abrir cuentas en instituciones financieras cubanas. Y será más fácil para los exportadores estadounidenses vender mercancías en Cuba.

Creo en el libre flujo de información. Nuestras sanciones a Cuba han negado desafortunadamente a los cubanos el acceso a la tecnología que ha permitido que los individuos de todo el mundo. Así que he autorizado el aumento de conexiones de telecomunicaciones entre los Estados Unidos y Cuba. Las empresas podrán vender productos que permiten a los cubanos comunicarse con los Estados Unidos y otros países.

Estos son los pasos que puedo tomar como presidente para cambiar esta política. El embargo que se ha impuesto durante décadas está ahora codificado en la legislación. A medida que estos cambios se desarrollan, espero con interés la participación del Congreso en un debate honesto y serio sobre el levantamiento del embargo.

Ayer, hablé con Raúl Castro para finalizar la liberación de Alan Gross y el intercambio de prisioneros, y describir cómo vamos a avanzar. Dejé claro mi firme convicción de que la sociedad cubana se ve limitada por las restricciones a sus ciudadanos. Además del regreso de Alan Gross y el lanzamiento de nuestro agente de inteligencia, celebramos la decisión de Cuba de liberar a un número considerable de presos cuyos casos se plantearon directamente con el gobierno cubano por mi equipo. Damos la bienvenida a la decisión de Cuba de proporcionar un mayor acceso a Internet a sus ciudadanos, y que siga aumentando el compromiso con las instituciones internacionales como las Naciones Unidas y el Comité Internacional de la Cruz Roja que promueven valores universales.

Pero estoy desilusionado sobre las barreras continuas a la libertad que se mantienen para los cubanos comunes y corrientes. Estados Unidos cree que no debe de haber cubanos que enfrenten el acoso o arresto o palizas simplemente porque están ejerciendo un derecho universal a hacer oír su voz, y vamos a seguir apoyando a la sociedad civil en ese país. Mientras que Cuba ha hecho reformas para abrir gradualmente su economía, seguimos creyendo que los trabajadores cubanos deben tener libertad para formar sindicatos, al igual que sus ciudadanos deben ser libres de participar en el proceso político.

Por otra parte, dada la historia de Cuba, espero que siga apostando por las políticas exteriores que a veces pueden estar fuertemente en desacuerdo con los intereses estadounidenses. No espero que los cambios que estoy anunciando hoy logren una transformación de la sociedad cubana durante la noche. Pero estoy convencido de que a través de una política de compromiso, podemos ser más eficaces nuestros valores y ayudar al pueblo cubano a ayudarse a sí a medida que avanzan en el siglo 21.

Para aquellos que se oponen a las medidas que estoy anunciando hoy, permítanme decir que respeto su pasión y comparto su compromiso con la libertad y la democracia. La cuestión es cómo mantenemos ese compromiso. No creo que podemos seguir haciendo lo mismo durante más de cinco décadas y esperar un resultado diferente. Por otra parte, no sirve a los intereses de Estados Unidos, o el pueblo cubano, tratar de empujar a Cuba hacia el colapso. Pero si este ha funcionado - y no lo ha hecho durante 50 años - lo sabemos por la experiencia ganada con tanto esfuerzo que los países tienen más posibilidades de disfrutar de una transformación duradera si su gente no son sometidos al caos. Hacemos un llamado a Cuba para liberar el potencial de 11 millones de cubanos, poniendo fin a las restricciones innecesarias a sus actividades políticas, sociales y económicas. En ese espíritu, no debemos permitir que las sanciones estadounidenses añadan carga a los ciudadanos cubanos que intentamos ayudar.

Para el pueblo de Cuba, Estados Unidos les extiende una mano de amistad. Algunos de ustedes nos han mirado como una fuente de esperanza, y seguiremos brillando como una luz de libertad. Otros nos han visto como un antiguo intento colonizador en el control de su futuro. José Martí dijo una vez: "La libertad es el derecho de todo hombre a ser honesto." Hoy, estoy siendo honesto con ustedes. Nunca podremos borrar la historia entre nosotros, pero creemos que usted debe estar facultada para vivir con dignidad y autodeterminación. Los cubanos tienen un dicho acerca de la vida diaria: "No es fácil" - no es fácil. Hoy, Estados Unidos quiere ser un socio para hacer la vida ordinaria de los cubanos un poco más fácil, más libre, más próspera.

Para aquellos que han apoyado estas medidas, les doy las gracias por ser socios de nuestros esfuerzos. En particular, quiero dar las gracias a su Santidad Francisco, cuyo ejemplo moral nos muestra la importancia de seguir en el mundo como debe ser, en lugar de simplemente conformarse con el mundo tal como es; el gobierno de Canadá, que fue sede de las conversaciones con el gobierno cubano; y un grupo bipartidista de congresistas que han trabajado incansablemente por la liberación de Alan Gross, y por el nuevo acuerdo que promueve nuestros intereses y valores en Cuba.

Por último, nuestro cambio en la política hacia Cuba se produce en un momento de renovado liderazgo en las Estados Unidos. Este mes de abril, estamos preparados para que Cuba se una a las otras naciones del hemisferio en la Cumbre de las Américas. Pero vamos a insistir en que la sociedad civil se una a nosotros para que los ciudadanos, no sólo los líderes, den forma a nuestro futuro. Y hago un llamamiento a todos mis colegas líderes para dar sentido al compromiso con la democracia y los derechos humanos en el centro de la Carta Interamericana. Dejemos atrás el legado de colonización y el comunismo entre ambos, la tiranía de los cárteles de la droga, dictadores y farsa electoral. Un futuro de mayor paz, la seguridad y el desarrollo democrático es posible si trabajamos juntos - no para mantener el poder, no para asegurar intereses creados, pero sí para avanzar los sueños de nuestros ciudadanos.

Compatriotas, la ciudad de Miami está a sólo 200 kilómetros más o menos desde La Habana. Incontables miles de cubanos han llegado a Miami - en aviones y balsas improvisadas; algunos con poco pero con camisa bien puesta y con la esperanza en sus corazones. Hoy, Miami se refiere a menudo como la capital de América Latina. Pero también es una ciudad profundamente americana - un lugar que nos recuerda que los ideales son más importantes que el color de nuestra piel, o las circunstancias de nuestro nacimiento; una demostración de lo que el pueblo cubano puede lograr, y la apertura de los Estados Unidos a nuestra familia al Sur. Todos somos americanos.

El cambio es duro - en nuestras propias vidas y en las vidas de las naciones. Y el cambio es aún más difícil cuando llevamos el gran peso de la historia en nuestros hombros. Pero hoy estamos haciendo estos cambios, ya que es lo que hay que hacer. Hoy, Estados Unidos opta por cortar las ataduras sueltas del pasado con el fin de alcanzar un futuro mejor - para el pueblo cubano, para el pueblo estadounidense, para todo nuestro hemisferio, y para el mundo.

Gracias. Que Dios los bendiga y que Dios bendiga a los Estados Unidos de América.

Todas las notas MUNDO
Él es el favorito para ser nombrado por Trump embajador en México, según el WP
Obama pide investigar rol de Rusia en comicios presidenciales
Sismo de magnitud 6.9 golpea nuevamente las Islas Salomón
Ellos también fueron Personajes del Año de la revista Time
Presidente colombiano recibirá Nobel de la Paz en medio de incertidumbre por acuerdo
Trump ofrece a Gary Cohn puesto económico clave: NBC
Régimen sirio vuelve a bombardear Alepo y Rusia da su beneplácito
Ataque suicida deja 30 muertos en Nigeria: Ejército
Seis muertos en una explosión en El Cairo
Parlamento de Corea del Sur vota por someter a presidenta a juicio
Trump pide mejorar relación con China, pero critica a Pekín
Trump seguirá la 'tradición del reloj'... quizá por última vez
Sismo de magnitud 7.7 remece Islas Salomón; hay alerta de tsunami
Corte Suprema de Reino Unido decidirá sobre inicio de 'Brexit'
Sismo de magnitud 6.5 se registra en costa de California
Conoce cómo va el ‘Trump Team’ para 2017
Juez ordena poner fin al recuento de votos en Michigan
Sismo en Indonesia deja 102 muertos y miles de damnificados
Presidente italiano comienza consultas para atajar la crisis política
Cruz Roja evacúa a heridos y discapacitados de Alepo
Exempresaria de lucha libre, nueva integrante del gabinete de Trump
Este destino mexicano es el lugar a visitar en 2017 según Trip Advisor
Indagan lazos entre clubes y aerolínea donde viajó el Chapecoense
Cuba espera firmar 6 acuerdos con EU antes que Trump entre al poder
Trump elige a escéptico del cambio climático para dirigir la EPA