Mundo

Dinero del narco, de México a Estados Unidos

No es nueva la existencia de empresas de fachada para los cárteles, pero los funcionarios estadounidenses dicen que tomaron un papel más relevante en los últimos años.
AP
11 octubre 2014 14:50 Última actualización 11 octubre 2014 14:50
Dinero

(Bloomberg)

CHULA VISTA, California.- La comercializadora estadounidense Baja Distributors Inc. estaba registrada como una importadora de botanas mexicanas, como papas fritas con chile y limón. Sin embargo, para ser una empresa que registró 12 millones de dólares en ventas anuales, sus oficinas eran extrañamente tranquilas. No había letreros en el exterior. Su pequeño almacén estaba casi vacío. Nadie respondía los teléfonos.

Los investigadores dicen que había una razón: el negocio estaba lavando dinero de los narcotraficantes mexicanos. Baja Distributors —cuyos ejecutivos niegan haber lavado dinero— registraron ventas de más de 17 millones de dólares de mercancía mexicana en 18 meses.

No es nueva la existencia de empresas de fachada para los cárteles, pero los funcionarios estadounidenses dicen que tomaron un papel más relevante después que las autoridades financieras de Mexico impusieron en 2010 a las empresas un límite a los depósitos en efectivo de 7 mil dólares mensuales, antes de aumentarlo posteriormente a 14 mil dólares.

Como resultado, dicen, los cárteles buscaron empresas a través de las cuales depositar el dinero en bancos estadounidenses y luego transferirlo a pesos en México, con el pretexto del comercio bilateral.

San Diego, la ciudad más grande de Estados unidos en la zona fronteriza con México, se convirtió en un imán para el dinero que entra al país desde México, según un análisis de The Associated Press de las declaraciones aduaneras desde 2009.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, retiró las restricciones financieras el mes pasado, alegando que la medida para prevenir el lavado de dinero perjudicaba a las empresas honestas. Para los funcionarios estadounidenses, la decisión podría hacer que los cárteles vuelvan a depositar en los bancos mexicanos sus sacos de dólares contaminados con la droga.

"Si un día tienes una restricción y al día siguiente ya no existe, se podría pensar lógicamente que ahora se les hará más fácil", dijo Joseph Burke, jefe del Centro Nacional contra el Contrabando de Dinero del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés).

La decisión de Peña Nieto se produjo dos días después de que agentes federales de Estados Unidos lanzaron una redada contra varios comercios del barrio de la moda en el centro de Los Ángeles, sospechosos de canalizar el dinero de la droga a México, y se incautaron de 70 millones de dólares en efectivo.

Es tradicional que los narcotraficantes llenen vehículos con dólares de la venta de drogas en Estados unidos y los lleven a México sin ser detectados. Eso no ha cambiado, pero con los bancos mexicanos fuera del escenario en 2010, los cárteles buscaron otras formas de convertir sus ganancias a pesos para financiar sus operaciones y lujos.