Mundo

Dilma dice que no habrá cambios en gabinete por votación de juicio político

El Palacio presidencial no intenta realizar ningún cambio de gabinete antes de la votación por el 'impeachment'", aseguró la presidenta a periodistas en Brasilia.
Reuters
05 abril 2016 11:39 Última actualización 05 abril 2016 11:39
Dilma Rousseff

Dilma Rousseff ignoró las peticiones de cambios para conseguir respaldo político. (Reuters)

BRASILIA.- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo que no planea modificar su gabinete, ignorando las peticiones de cambios inmediatos que ayudarían a conseguir respaldo político para superar una votación sobre un posible juicio político.

Desde que el mayor socio en la coalición de Rousseff, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), abandonó la alianza con su gobierno ha ofrecido puestos a otros aliados antes de una votación sobre juicio político en la Cámara baja, que se espera para mediados de este mes.

El Partido de los Trabajadores de la mandataria pidió el reemplazo de seis ministros del PMDB que aún están en el gabinete para fortalecer la nueva alianza.

No estaba inmediatamente claro por qué Rousseff decidió no realizar cambios antes de la crucial votación.

"El Palacio presidencial no intenta realizar ningún cambio de gabinete antes de la votación por el 'impeachment'", aseguró Rousseff a periodistas en Brasilia.

Su vicepresidente, Michel Temer, renunció este martes como jefe del PMDB, cediendo el liderazgo del mayor partido brasileño de manera temporal al senador Romero Juca.

Uno de los asesores de Temer dijo a Reuters que quería evitar responder a los ataques contra el PMDB tras su decisión de abandonar a Rousseff y apoyar los procedimientos del juicio político.

Los diputados brasileños votarán en pocos días si Rousseff, primera presidenta mujer del país sudamericano, quebrantó las leyes fiscales para ocultar un enorme déficit presupuestario antes de su reelección en 2014.

"Cualquier intento de hacer que eso sea el motivo del 'impeachment' es un golpe de Estado", afirmó Rousseff a periodistas. "Es un golpe de Estado porque carece de cualquier fundamento legal", agregó.

La recomendación del comité será votada en la Cámara baja y su decisión podría influir sobre los diputados que aún se encuentran indecisos.